.
ALTA GERENCIA De qué sirve ser ‘influencer’ en su propia compañía
martes, 16 de febrero de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Una marca personal externa lo hace brillar en las redes sociales y puede convertirlo en un profesional influyente. Pero, ¿y su marca interna? Quizá deba plantearse hasta qué punto merece la pena ser un ‘influencer’ en su empresa, a pesar de que ser importante dentro de su compañía no se traduzca en beneficios tangibles, como un ascenso, un cargo o un aumento.

Para Guillem Recolons, socio de Soymimarca, “gestionar nuestra marca personal consiste en el arte de invertir en nosotros mismos sobre la base de crear valor para los demás”.

Tiene mucho que ver con la pregunta de qué debemos hacer para destacar dentro de una organización. La respuesta, para Recolons, es “hacer que los demás brillen”. Esto no suele implicar beneficios tangibles inmediatos, de modo que esta estrategia no es apta para cortoplacistas.

Recolons cree que “hacer que los demás brillen sin pedir nada a cambio nos posiciona como proveedores de valor, que es la quintaesencia del personal branding: generar valor real y percibido (y no vale el uno sin el otro)”.

En tal sentido, recuerda que todos tenemos clientes: “un administrativo tiene un cliente interno, pero es uno al fin y al cabo. Un comercial tiene muchos clientes externos. Sea cual sea el tipo, nuestro plan para brillar es ponernos en su lugar, entender qué objetivos tiene, qué sueños persigue y ponernos a trabajar en silencio para lograrlo”. Valora el hecho de convertirse, incluso sin saberlo, en un ‘influencer’ invisible a quien nadie pondrá medallas a priori, aunque pueda llegar a ser reconocido como alguien que, de forma voluntaria y altruista, pone los intereses ajenos por encima de los propios. Así llegan los beneficios tangibles, en forma de promoción interna, de mejor retribución, o de condiciones laborales satisfactorias.

Andrés Pérez Ortega, experto en estrategia personal, considera que “destacar y sobresalir dentro de una organización no es más que una forma específica de hacerlo en un entorno más amplio. 

Básicamente lo que cambia es el tamaño del mercado o el ecosistema en el que se pretende ejercer la influencia y generar un impacto.

Los principios para ser influyente en su organización

Según Andrés Pérez, experto en estrategia personal, los profesionales deben tener un propósito alineado al de la compañía para ser percibidos como más brillantes. Otro de los elementos a tener en cuenta es que un profesional debe considerarse a sí mismo como un proveedores de servicios, que para brillar, debe superar las expectativas. Así mismo, un profesional no puede limitarse a hacer bien su trabajo. Debe ser fiable y generar sintonía. Para sobresalir y ser valorado hay que ser reconocido como alguien en quien se puede confiar.