jueves, 8 de febrero de 2018

Se aconseja rechazar lo que no es necesario.

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

Desde la semana pasada, en Bogotá se vive una crisis sanitaria porque se ha dejado de recolectar la basura en 12 de las 20 localidades de la ciudad.

Por medio de un comunicado, el director de Asuntos Ambientales Sectorial y Urbana del Ministerio de Ambiente, Fabián Torres, indicó que se está haciendo acompañamiento y se espera que la situación se resuelva definitivamente para el próximo 11 de febrero.

“En esta contingencia es importante la colaboración de la comunidad en el manejo de los residuos. Recomendamos reciclar, que cuando saquen los residuos eviten que las bolsas tengan aire y hacerles un nudo para que no se dispersen, así como no sacar a la calle residuos no degradables mientras se controla la emergencia”, sostuvo.

De acuerdo con cifras de la Alcaldía, Bogotá genera entre 6.300 y 6.800 toneladas de residuos al día, los cuales son transportados al relleno sanitario de Doña Juana. Mientras que solo 1.000 toneladas de residuos son reincorporadas al ciclo productivo, es decir, se reciclan.

Para Mariana Matija, experta en temas ambientales y en consumo sostenible, el reciclaje es la última etapa de una serie de pasos que más que reutilizar los residuos, buscan disminuir en sí la generación de basura.

El primer paso es rechazar, que es evitar utilizar los productos que realmente no se necesitan, así no se convertirán en basura más adelante.

El segundo paso es reducir, que consiste en disminuir los productos que no se pueden dejar de consumir. Una opción para esto es, por ejemplo, reducir la cantidad de bienes empacados y reemplazarlos por bienes que se pueden comprar a granel reutilizando envases.

El tercer paso es reutilizar, que se refiere a aprovechar al máximo lo que no se pueda rechazar o reducir.

“A las botellas de vidrio se les puede dar un aprovechamiento en el hogar, como envase para guardar otros productos o sirven de insumo para crear obras artísticas”, señaló William Michaels Guerrero, presidente de la Fundación Cultural y Ecológica Colombiana.

El cuarto paso es reincorporar, con el que se busca que los residuos orgánicos, entre los que se cuentan las cáscaras de huevos, las conchas de las frutas y los residuos de alimentos en general; aporten sus nutrientes a la tierra. El polvo del barrido también puede hacer parte de esta separación.

Para Juan Sebastián Pérez, ingeniero ambiental de la Universidad de Medellín, estos residuos orgánicos se pueden utilizar para generar compostaje o se pueden entregar a empresas que hacen fertilizantes.

LOS CONTRASTES

  • William Michaels GuerreroPresidente Fundación Cultural y Ecológica Colombiana

    “Es importante separar los residuos orgánicos y los reciclables desde la fuente y aprovecharlos. Nos estamos inundando de basura”.

El último paso es el reciclaje, en el que todos los productos que no se pueden rechazar, reducir, reutilizar o reincorporar son clasificados para que pasen por procesos en los que se puedan aprovechar sus partes o componentes.

De acuerdo con Jessica Cely, ingeniera ambiental de la Universidad El Bosque, en los hogares es posible hacer una clasificación básica de los desechos que se generan en este. Se deben separar los residuos orgánicos de lo que se pueda reciclar y de los materiales contaminantes, como los residuos higiénicos de los baños.

“Se puede reciclar el plástico, el cartón de los huevos, los papeles, las cajas, las latas y el tetrapak. Es importante que estos materiales estén limpios para que no contaminen”, dijo.

En el caso de la mayoría de las ciudades del país, estos residuos reciclables se entregan a recicladores o a la empresa encargada del aseo, ya que en sus plantas tienen personal capacitado para clasificarlos y aprovecharlos.

Aumenta la crisis sanitaria en Bogotá
Desde el jueves de la semana pasada, la capital del país ha tenido problemas con la recolección de basuras en algunas zonas de la ciudad, ya que 3.200 trabajadores de Aguas de Bogotá entraron en paro porque el nuevo sistema de aseo afecta su futuro laboral. A raíz de esto, 200 trabajadores ingresaron al parque taller de la empresa pública y afectaron 67 camiones de los 95 que se necesitan para recoger la basura generada a diario. Se desarrolla un plan de contingencia hasta el 12 de febrero, día en el que empieza el nuevo sistema.