Manejar los residuos es una tarea simple que puede generar impacto en el ambiente, por ello, expertos explican cómo hacerlo correctamente

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

La nueva realidad ha traído más tiempo para estar en casa, incluso con el periodo de reapertura que inicia, por lo que los residuos se incrementan y es necesario conocer la forma correcta de tratarlos; para ayudar al medio ambiente y facilitar la labor de las familias dedicadas al reciclaje.

Mariana León, directora de expansión, diversificación y estrategias corporativas de NomoWaste Reciclaje, comentó que en el país más de 26.000 familias dependen económicamente del reciclaje. Por ello, al aportar desde casa con la separación de los residuos ayuda a la mitigación de un problema medioambiental y social.

“Si bien podemos hacer ajustes en nuestra rutina para reducir nuestra huella de carbono y la generación de residuos, es indispensable gestionar los residuos existentes de la mejor forma para ser aprovechados”, añadió León.

Es justo esa gestión de los residuos, o separación en la fuente, la que puede hacer cada persona desde casa. Lo primero será revisar los desperdicios y evaluar cuáles puede reusarse o reaprovecharse. Para hacer la selección se deberán usar bolsas o contenedores de colores adecuados para facilitar su identificación.

En la bolsa blanca se deberán echar los residuos aprovechables como el papel, cartón, metal, plástico o vidrio; en la bolsa verde los residuos orgánicos como las cáscaras de frutas o vegetales; y, por último, en la bolsa negra, los no aprovechables.

LOS CONTRASTES

  • Mariana LeónDirectora de expansión, diversificación y estrategias de NomoWaste

    “Es responsabilidad de cada individuo hacerse cargo de sus desechos de la mejor forma posible y el reciclaje, entendido como separación en la fuente, es un primer paso para hacerlo”.

‘Marce La Recicladora’ , una youtuber que se ha dedicado a compartir contenido relacionado con esta labor, comentó que otro color de bolsa que se debe tener en cuenta es el rojo, que contiene desechos peligrosos. En esta bolsa se desechan los guantes y tapabocas.

‘Marce’ aconseja que en caso de no tener una bolsa de este color se utilice una transparente para que los recicladores vean que no hay reciclaje dentro, lo que evitará el contacto con materiales peligrosos.

Por su parte, la directora ejecutiva de la fundación Recicla, Pues!, Juliana Rincón Jaramillo, explicó que algo que se debe tener en cuenta durante la separación es que los materiales destinados al reciclaje estén limpios y secos.

Además, para asegurarse de que sean tratados de la manera correcta, recomienda buscar al reciclador de la zona o llevar las bolsas directamente a una estación de reciclaje.

Hay que recordar que los materiales que se pueden reciclar son el plástico, el papel, el cartón, el vidrio, los metales como el aluminio o chatarra y los tetrapack.

“Gracias al reciclaje podemos cumplir con la economía circular que nuestro país tanto necesita, es un proceso donde están involucrados todos los actores y los consumidores finales juegan un rol muy importante para que ese empaque o envase pueda cumplir su proceso de reciclaje”, concluyó Rincón.