.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Cinco tips para crear un gobierno corporativo de Responsabilidad Social Empresarial
miércoles, 5 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Camila Suárez Peña - msuarez@larepublica.com.co

Para que las empresas puedan llevar a cabo estrategias propias de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), primero deben tener un gobierno corporativo dedicado a esta área. Entre las prioridades del mismo debe estar la creación de proyectos sociales y ambientales que impacten el entorno, y que no solo busquen mitigar los daños producidos.

“El gobierno corporativo es trascendental para las compañías porque en él se establecen decisiones monetarias y logísticas que rigen el actuar de las organizaciones”, comentó Gustavo Yepes, director de gestión y RSE de la Universidad Externado. Adicional a eso, y según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, este concepto se asocia con un conjunto de relaciones entre la administración de la empresa, su consejo de administración, sus accionistas y otros públicos de interés. Además de proporcionar la estructura a través de la que se fijan los objetivos de la firma y se determinan los medios para alcanzarlos y supervisarlos.

LR habló con expertos en la materia, y de acuerdo con lo que dijeron, planteó cinco elementos que se deben tener en cuenta al momento de crear un gobierno corporativo, entre ellos se encuentran: tener un propio departamento de RSE y destinar un presupuesto anual.

Elección de público objetivo
La organización, dependiendo del sector en el que opere, debe plantear el público o los públicos objetivos a los que llegarán sus proyectos. Esto, y según los expertos, puede hacerse en asocio con fundaciones u organizaciones en las que la empresa desarrollará sus obras. Con los dos elementos anteriores se creará un marco específico de acción que facilitará las labores de la organización. Adicional a eso, se deben definir también otros actores con los que la empresa tendrá interlocución, algunos de ellos son proveedores, contratistas, empleados, autoridades territoriales y comunidades. “Los proyectos deben tener como prioridad las necesidades de los grupos de interés, por eso hay que mantener un diálogo con ellos”, dijo Petterson.

Definir una política propia
“Dentro de la política de RSE que tienen las empresas deben tener en cuenta tres plataformas diferentes: una táctica, una estratégica y una operativa, así podrán desarrollar de buena forma estrategias de RSE desde varios frentes”, comentó Yepes. Según el experto, esa política es la que determinará las líneas de acción que deben seguir las compañías y sobre qué marco deben regirse. Es importante aclarar que en esta política no se establecen los programas sociales y ambientales que se pretenden realizar, sino que se trazan los parámetros que deberán cumplir, en términos logísticos y monetarios. También hay asignación de funciones de las personas que liderarán los diferentes procesos a seguir, y cómo se presentarán resultados.

Tener un propio departamento
Dentro de la organización, es importante que haya un departamento exclusivo para el área de RSE, ya que eso facilitará el desarrollo de los proyectos y la metodología para llevarlos a cabo. El director de gestión y responsabilidad social Yepes comentó que hay compañías en las que las acciones que se ejercen hacen parte de un área diferente, y que eso hace que se le reste importancia a los programas sociales y ambientales. “Lo primero que deben hacer las empresas es involucrar, de acuerdo con su misión y su visión, un grupo de personas que se dediquen a asuntos importantes relacionados con este punto, entre ellos, la revisión de documentos y el seguimiento a indicadores organizacionales”.

Destinar un presupuesto
Así como las empresas destinan presupuestos para los diferentes proyectos corporativos que desarrollan con sus socios, es relevante también que destinen un monto anual al tema de RSE, que se utilizará para cubrir los programas ambientales y sociales que se llevarán a cabo. Vale resaltar que este valor debe salir de las utilidades de la organización, que bien, estén destinadas a la distribución o que se hayan fijado como una provisión de inversión. De acuerdo con los expertos consultados por LR, este monto, aunque depende del tamaño de la empresa, su número de empleados y su capital, debe ser cercano a 10% de las utilidades anuales generadas por las firmas empresariales.

Crear un sistema de evaluación
La creación de un sistema de evaluación y seguimiento a los proyectos sociales y ambientales de las empresas debe llevarse a cabo. De acuerdo a Juan Fernando Petterson, coordinador del Grupo Civis, organización de gestión empresarial, esto le dará una guía a las organizaciones sobre su desempeño y le permitirá profundizar en los resultados positivos y mejorar en los negativos. A eso se debe sumar el hecho de que, tanto empleados como directivos, deben poner en práctica comportamientos corporativos adecuados que optimicen el clima laboral.

Bavaria y Grupo Argos, con estrategias
El Grupo Argos ejerce acciones propias de gobierno corporativo como otorgar la garantía a sus accionistas de acceder de forma transparente a la información mediante su página web y fortalecer la oficina de relación con inversionistas. Bavaria, por su parte, lleva a cabo un foro de ética que impulsa buenas prácticas empresariales.

Las Opiniones

Gustavo Yepes
Dir. de gestión y rse de la Universidad Externado
“El gobierno corporativo es trascendental porque en él se toman decisiones monetarias y logísticas”.

Juan Fernando Petterson
Coordinador del Grupo Civis

“Es importante que la organización identifique sus públicos de interés, así ejercerá líneas de acción adecuadas”.