.
EDITORIAL

¿Revive la industria con cartera propia?

lunes, 11 de agosto de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

En la desindustrialización, El ‘qué’ está sobrediagnosticado, ahora los jugadores se deben poner de acuerdo en el ‘cómo’.

Lo primero que debe hacer el Presidente de la República en este segundo mandato es alejarse de la tentación, muy latinoamericana por cierto, de pretender solucionar todas sus incompetencias ejecutivas a punta de nuevos ministerios. Es cierto que Colombia es un país que cuenta con muy pocas carteras si se compara con sus similares de la Región, pero eso no es motivo suficiente para engrosar los ministerios y llevarlos hasta los 18, tal como se dice en los mentideros políticos y empresariales. Nos referimos concretamente al sonado Ministerio de Industria,  argumentado y defendido por la Asociación Nacional de Industriales, Andi, que esta semana cumple siete décadas de trabajar por el empresariado colombiano. Si bien puede tener sentido, primero se debe hacer una profunda revisión de la institucionalidad con que cuenta el país en este sector.

Comencemos por decir que existe un Ministerio de Comercio Exterior, que también cubre los asuntos de industria y turismo y que así lo ha diseñado con dos sendos viceministerios para tales fines ejecutivos. También podemos irnos más atrás y revisar por qué se rediseñó en su momento el Ministerio de Desarrollo Económico que tenía el característico acento industrial de los años 60, 70 u 80. Hasta irnos más atrás y analizar las razones políticas, hasta la cartera del agro tuvo algún tipo de responsabilidad industrial. Las cosas cambiaron y en tiempos de la apertura e internacionalización de la economía, en los 90, nos metimos de lleno en el comercio exterior y pusimos el tema como punta de lanza para la economía y fuimos tras un paquete de tratados de libre comercio, pero a los pocos años, entrado el siglo XXI, nos dimos cuenta que de nada valía abrir mercados si no teníamos o contábamos con políticas industriales claras, definidas, protegidas y subsidiadas, en algunos casos, para poder competir en un mundo globalizado.

Ahora no queremos el acento en comercio exterior, pero sí en industria. Es una dicotomía que el Presidente en su saber y entender en el tema debe zanjar con gran diplomacia. Nadie sabe si la industria va a resucitar plenamente con una cartera de dedicación exclusiva, pero tiene mucha razón la Andi cuando manifiesta que el comercio exterior es una actividad transversal, y que lo mejor es invertir las hoja hojas de ruta. En este cambio de estrategia es fundamental el papel que jueguen organizaciones como el Consejo Colombiano de Competitividad, los gremios de la producción, Proexport y por supuesto el Ministerio de Comercio que debe tener claridad sobre qué hacer para mantener unidad en los acentos de las políticas públicas para una administración que arranca con la experiencia de haber hecho buenas cosas durante los últimos cuatro años.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 22/05/2024 Los momentos más críticos del cambio pensional

El Emisor ve viable administrar el gran fondo de las pensiones, pero aclara que no se pisará funciones con Colpensiones, como pagar mesadas o atender a los pensionados

Editorial 21/05/2024 Lo que haremos mañana será más importante

Informamos con calidad, precisión y sin sesgos sobre los temas económicos de Colombia y el mundo, cultivamos ese oficio desde hace 70 años, nuestro crecimiento nos obliga a mejorar

Editorial 20/05/2024 La verdadera crisis de los profesores

Los maestros andan por estos días en pie de lucha contra la Fiduprevisora, entidad a cargo de su sistema de salud, durante un Gobierno que les ha dado toda clase de privilegios