.
EDITORIAL Las medidas para atajar los aires de recesión
miércoles, 24 de febrero de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Dice el FMI que La economía global necesita valientes acciones multilaterales para estimular el crecimiento y contener el riesgo

Este fin de semana se llevará a cabo la primera reunión anual del G20, el grupo que reúne la veintena de países más desarrollados en Shanghái, al tiempo que habrá una reunión de ministros de economía, finanzas, hacienda, gobernadores de bancos centrales y gerentes de emisores para diagnosticar y tomar medidas sobre la economía global. La cumbre tiene especial interés por los permanentes anuncios de la banca multilateral sobre las revisiones a la baja de las proyecciones de crecimiento en países desarrollados y emergentes. Un aire de desaceleración que colinda con la recesión en varios casos, empieza a recorrer las decisiones de las firmas calificadoras de riesgo y las bolsas de valores.

Ayer el Fondo Monetario Internacional en cabeza de Christine Lagarde le dijo a la agencia Reuters que “el crecimiento económico mundial se está desacelerando y que la situación de los países emergentes puede hacer descarrilar la recuperación (...) e instó a los países del G20 a preparar un plan de estímulo coordinado y global para evitar que la desaceleración de la economía mundial, que está golpeando con fuerza a los mercados emergentes, acabe truncando la recuperación. El lugar de la reunión también reviste importancia pues una buena parte de la preocupación mundial está sobre China y sus cifras. La caída de los mercados bursátiles, la volatilidad de las divisas, las crecientes señales de debilidad de muchas economías y los bajos precios de las materias primas son elementos que componen el cocktail de incertidumbre en todo el mundo. Y la receta no es la misma para todos los países. Mientras en los desarrollados, el bajo consumo, el creciente desempleo y el déficit fiscal, hacen parte de sus elementos a analizar, en los mercados emergentes es la volatilidad de los precios de las materias primas, los sistemas tributarios, los tipos de cambio y obviamente las turbulencia políticas.

Dice el FMI, en un informe publicado por el diario Expansión, que “la actividad económica en economías avanzadas como EE.UU., la zona euro y Japón se ha suavizado en el último trimestre de 2015 y el comienzo de 2016, mientras que la ralentización china sigue el curso previsto y la recesión en Brasil parece ser más profunda y prolongada de lo anticipado. El G20 debe preparar de forma coordinada un plan de apoyo a la demanda utilizando el margen fiscal disponible para impulsar la inversión pública, al citar países con capacidad adicional como Alemania”.

Colombia no es un caso aislado y la coyuntura de las cifras macroeconómicas no son las mejores, el peso de los importados en la canasta familiar, las consecuencias del Fenómeno de El Niño y las tasas altas para detener la creciente inflación, han encendido una luz de alerta sobre la situación, pero es una situación generalizada en donde no se puede generar grandes alarmas.

MÁS DE EDITORIAL

editorial 18/06/2021 La asignatura pendiente de la competitividad

Salió el último ranking de competitividad y Colombia retrocedió como consecuencia de la larga pandemia y los coletazos de los bloqueos por casi 50 días. se necesita una ruta

editorial 17/06/2021 El camino que demarca el marco fiscal

El Marco Fiscal de Mediano Plazo prevé que el PIB crecerá 6% este año y 4,3% en 2022, al tiempo que espera petróleo a US$63, dólar a $3.667 y una inflación de 3% y 2,8%, respectivamente

Editorial 16/06/2021 El regreso de una nueva normalidad

Nada volverá a ser lo mismo que antes para Colombia, no sólo comparado con la vieja normalidad, sino por las cicatrices de unos 50 días de bloqueos y protestas

MÁS EDITORIAL