.
EDITORIAL La felicidad, componente económico del desarrollo
martes, 16 de agosto de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cada día es más importante tener en cuenta estas variables en la economía para poder proyectar mejores políticas públicas.

Colombia siempre ha estado presente en los indicadores globales que miden la felicidad en los primeros lugares y también entre los más alegres, que no es la misma cosa. A ojos de los expertos la felicidad es un concepto de largo plazo y basado en logros, mientras que la alegría es una sensación momentánea que tiene que ver con estado de ánimo ¿Pero qué tiene que ver todo esto con la economía? El Departamento Nacional de Planeación acaba de revelar el primer estudio local sobre cuáles son las regiones más felices y por qué razones dicen serlo. Los datos se desprenden de un trabajo de campo en todo el territorio y con una muestra cercana a los 10.000 individuos.

Colombia es un gran país de seis regiones económicas que no tienen los mismos niveles de desarrollo ni las mismas condiciones de vida. Hay muchas asimetrías entre lo rural y lo urbano y la idea de bienestar social es muy distinta de una región si se compara con otras, y el entramado entre las regiones económicas y las naturales hablan por sí solas sobre lo que es felicidad para cada una. Por ejemplo, la región que incluye a los departamentos de Antioquia y una buena parte del Eje Cafetero, que gozan de un mayor nivel socio económico es más feliz, eso si se agrupan todos las condiciones y elementos que la encuesta de Planeación identifica, tales como calidad de vida. Lo mismo ocurre si se filtra la información y se saca el prototipo de las regiones menos felices en donde la calidad de vida es deficiente, la inseguridad abunda y no hay muchas oportunidades de desarrollo y alta estigmatización de zona problema, tal como sucede en la región sur occidental y con epicentro en el Pacífico colombiano. Hay otras más del promedio nacional y son las que se encuentran en la región centro occidente con epicentro en Bogotá, un país per se que pronto llegará a los 10 millones de habitantes.

La encuesta midió las cuatro variables internacionales que buscan calcular parte del concepto general de bienestar: felicidad, satisfacción, preocupación y depresión. Debemos partir de que los índices de satisfacción en Colombia siempre son más altos que los de felicidad en todo el país. En cuanto a la felicidad, los hombres tienen niveles más altos que las mujeres. En términos de satisfacción sucede lo mismo; en lo concerniente a la preocupación, las mujeres son las más preocupadas, y en lo que tiene que ver con la depresión son también ellas las más propensas a este estado de ánimo. Cada día es más importante tener en cuenta estas variables en la economía para poder proyectar mejores políticas públicas. Para Planeación, “el PIB solo da cuenta de lo que produce en términos monetarios un país y el Índice de Desarrollo Humano, aunque incorpora mediciones de expectativa de vida y nivel de educación, no recoge todas las dimensiones del desarrollo. Por eso es necesario adoptar este tipo de medida más integral”.

MÁS DE EDITORIAL

editorial 17/06/2021 El camino que demarca el marco fiscal

El Marco Fiscal de Mediano Plazo prevé que el PIB crecerá 6% este año y 4,3% en 2022, al tiempo que espera petróleo a US$63, dólar a $3.667 y una inflación de 3% y 2,8%, respectivamente

Editorial 16/06/2021 El regreso de una nueva normalidad

Nada volverá a ser lo mismo que antes para Colombia, no sólo comparado con la vieja normalidad, sino por las cicatrices de unos 50 días de bloqueos y protestas

Editorial 15/06/2021 No se pueden perder las ganas de hacer empresa

No puede pasar desapercibido que las empresas le han hecho saber al Gobierno que aportarán más impuestos de los que pagan hoy en día para avanzar en los programas de inversión social

MÁS EDITORIAL