.
EDITORIAL La economía colaborativa e impuestos en internet
miércoles, 24 de junio de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Los sistemas tributarios y laborales deben adaptarse al nuevo entorno económico que imponen firmas como Apple, Google, Uber o Amazon

Todos los sábados en nuestro periódico publicamos una sección especial con temas de Internet Economy o la Economía en Internet. Un asunto clave de cara a la revolución de la economía colaborativa y los nuevos modelos de negocio. Es un imperativo que las autoridades nacionales empiecen a entender mejor para dónde van las nuevas tendencias de innovación en los negocios; que sepan hacia donde se dirigenlos mercados laborales y las relaciones contractuales de empleador empleado. Perolo más importante es que nuestros pilares tributarios conozcan y abran camino a nuevas maneras de cobrar y recaudar impuestos a los negocios con plataformas en internet, casi todos globales con sede en Estados Unidos.

Las preguntas clave que se debe hacer un nuevo emprendedor de negocios virtuales esen dónde se pagan los impuestos. ¿Cómo es el negocio de Uber? ¿Dónde paga impuesto sobre la publicidad Google? ¿Cómo tributa Amazon? ¿Con cuánto de cada transacción por canciones vendidas se queda iTunes de Apple? ¿En general cómo tributan Spotify o Deezer? ¿Qué relación tributaria tiene NetFlix con Colombia? Si ya muy pocos compran música en tiendas físicas; si la televisión internacional ya cuenta con una buena parte de los anuncios; si los libros se descargan directamente al computador, y las películas, documentales y conciertos están al alcance de un click... ¿Para dónde se fueron los impuestos?

Son cuestiones básicas que el Gobierno Nacional a través de sus autoridades tributarias deben trabajar, al igual que el Ministerio de Trabajo en lo que concierte a los nuevos modelos de negocio de la economía colaborativa que empiezan a plantear interrogantes legales. En esta edición en el diario Asuntos Legales publicamos una noticia sobre la polémica que surge a la hora de saber si quienes se involucran en estos proyectos son trabajadores o no. Dice Almudena Vigil que “la revolución de la economía colaborativa y los nuevos modelos de negocio que trae consigo vuelven a ser objeto de polémica legal, pero esta vez desde el puntode vista laboral. La duda que ahora se planteaes si deben considerarse como empleados los particulares que, por ejemplo, prestan sus servicios a empresas como Uber”. Una polémica que toca a las puertas de Estados Unidos y de Europa y que es una realidad en América Latina. ¿Qué tan vinculados, por esquemas de trabajo colaborativos, quedamos todos con Google?

En palabras de Vigil: “Aunque de momento esta polémica está afectando a Uber, lo ciertoes que la consideración que se haga sobre la relación laboral existente entre los conductores y la empresa, podría afectar a otras empresas con modelos de negocio similares. Amazon anunció que estudia contar con particulares para el reparto de sus productos, lo que implicaría el mismo problema. Lo mismo sucedería con todas aquellas ‘start up’ que giren en torno a la contratación de microtareas”. Está claro ya nadie trabaja gratis y cualquier negocio debe pagar impuestos.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 31/07/2021 Las cosas vuelven a niveles prepandemia

El balance del empleo en junio mejora: hubo 20,6 millones de personas ocupadas; 16,2 millones inactivas, para un desempleo al sexto mes del año, en el total nacional, de 14,4%

Editorial 30/07/2021 Tras las líneas del discurso de Pedro Castillo

Las palabras del nuevo presidente de Perú, en su toma de poder, están cargadas de aires bolivarianos que ya se habían escuchado a Chávez y cae en los mismos resentimientos

Editorial 29/07/2021 Las paradojas económicas del dólar a $4.000

Si se observa la tendencia del dólar durante el último año, pareciese inevitable que supere $4.000 y siga de largo, una situación que no deja de tener cosas buenas, pero otras no tanto

MÁS EDITORIAL