.
EDITORIAL La cascada tributaria es una avalancha
martes, 12 de febrero de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La necesaria reforma tributaria aprobada en diciembre se suma al desbordado cobro de predial que se salió de cauce

La necesaria reforma tributaria aprobada en diciembre se suma al desbordado cobro de predial que se salió de cauce
 
El Gobierno de Santos sacó adelante una reforma tributaria en el pasado diciembre, que en teoría no estaba destinada a recaudar más dinero para sus arcas, pero que al final de cuentas sí engrosará los bolsillos del fisco, que este año romperá los más altos niveles de tributación. Es una realidad que a los ejecutivos de ingreso medio-bajo se les aumentaron notablemente los impuestos y que ese hecho es una de las causas que explican la caída en las ventas de vehículos nuevos. 
 
Y si bien enero no fue un mes caracterizado por las alzas, pues los precios estuvieron bajo control, febrero sí se hizo sentir en materia de costos. Subieron la gasolina, los peajes, la educación, la medicina prepagada y algunos productos básicos de la canasta familiar. Toda una suerte de sucesos que están golpeando fuertemente el bolsillo de los colombianos que solo vieron reajustados sus ingresos en porcentajes inferiores a 4%. Pero lo que más se está haciendo sentir es el cobro del predial en muchas ciudades y el de la valorización.
 
Está bien que el avalúo catastral se reajuste y que muchos predios paguen un sobrecosto por su valorización real. También estamos de acuerdo con que se cobre un impuesto extra para financiar obras que beneficiarán la calidad de vida de quienes tienen una propiedad. Lo que nunca compartiremos es que se cobre valorización y las obras no se ejecuten en los tiempos indicados, y en el peor de los casos, que el dinero se pierda, como ha sucedido en cientas de ocasiones en Bogotá.
 
Frente al predial, creemos que no es justo que las alzas no sean escalonadas cuando sean exageradas y que los concejos distritales o municipales actúen de espaldas a la gente, aliados con los mandatarios locales de turno en contra de sus electores y se aprueben impuestos nocivos y altamente perjudiciales para las finanzas familiares. El ‘Florero de Llorente’ se ha roto en Medellín, donde los afectados por prediales elevados -hasta en 200%- han salido a la calle a protestar con justa razón. Somos institucionales no populistas y no se trata de renegar en contra del predial ni de los justos ajustes de los avalúos catastrales; lo que no compartimos es que cuando se trate de alzas que superen la inflación se ejecuten de un año a otro con frescura política.
 
Este 2013 que ya avanza frenético no puede convertirse en año de los impuestos exagerados, que bien vale la pena pagarlos cuando las obras se ven y transforman la vida de las personas. Los mandatarios locales -entiéndase concejales y alcaldes- no pueden abusar de su posición y elevar impuestos sin tener en cuenta que hay una reforma tributaria de por medio y que la fuente de ingresos de las familias no se ha modificado, sigue siendo el salario.
 

MÁS DE EDITORIAL

EDITORIAL 19/06/2021 Algunos congresistas irresponsables

La legislatura que termina se ensaña contra la actividad empresarial e iniciativas como jornada laboral, etiquetas y licencias tienen un costo que perjudica los nuevos empleos

editorial 18/06/2021 La asignatura pendiente de la competitividad

Salió el último ranking de competitividad y Colombia retrocedió como consecuencia de la larga pandemia y los coletazos de los bloqueos por casi 50 días. se necesita una ruta

editorial 17/06/2021 El camino que demarca el marco fiscal

El Marco Fiscal de Mediano Plazo prevé que el PIB crecerá 6% este año y 4,3% en 2022, al tiempo que espera petróleo a US$63, dólar a $3.667 y una inflación de 3% y 2,8%, respectivamente

MÁS EDITORIAL