.
EDITORIAL “Gobernar para las élites y la desigualdad”
lunes, 20 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La organización humanitaria Oxfam denuncia que La mitad de la riqueza mundial está en manos del 1% de la población.

El presidente Santos y su comitiva, rumbo al Foro Económico de Davos en Suiza, al llegar se encontrarán en el evento de líderes globales con el informe “Gobernar para las élites: secuestro democrático y desigualdad económica” que ha elaborado para tal efemérides la organización humanitaria, Oxfam, en el que se concluye que la concentración de 46% de la riqueza en manos de una minoría de la humanidad supone un nivel de desigualdad “sin precedentes” en la historia, que amenaza con “perpetuar las diferencias entre ricos y pobres hasta hacerlas irreversibles”. El texto se publica en el marco del tradicional evento de enero en una reunión abierta en la que se analizarán los problemas, pero aportando soluciones para las situaciones de desigualdad.

El informe de Oxfam tiene un buen gancho en tiempos mediáticos: “la mitad más pobre de la población mundial posee la misma riqueza que las 85 personas más ricas del mundo”. Es uno de esos datos que abren los ojos a los medios de comunicación sobre la necesidad de trabajar en la igualdad en todos los países. A renglón seguido, el estudio de la ONG calcula que “hay unos US$18 billones no registrados y en terceros países de baja tributación, por lo que en realidad la concentración de riqueza es mucho mayor”.

La realidad de Colombia es aún peor, pues nuestro país está entre las naciones de más desigualdad en el mundo y es el primero en América Latina. Ese asunto no puede ser secundario en los debates políticos que se avecinan, que por lo general se centran en los asuntos de orden público, economía y ahora ambientales. Es la desigualdad una de las asignaturas pendientes de nuestra administración nacional, y es en este próximo mandato presidencial en el que se deben dejar las bases bien estructuradas de lo que debe ser una país con mayor bienestar y más igualitario. El acceso a la información, el estar inmersos en una sociedad de alto consumo de noticias de otras esferas sociales locales e internacionales, ha hecho que la gente sea más sensible a las desigualdades, y sobre todo, a la falta de oportunidades.

Oxfam denuncia que el aumento de la desigualdad es una constante en América Latina y que la tendencia que no ha dejado de crecer en los últimos 30 años. A su juicio, “una situación que puede repercutir negativamente en el crecimiento económico y la reducción de la pobreza, así como también multiplicar los problemas sociales”. Las grandes explosiones sociales modernas arrancan atizadas desde la desigualdad, no solamente en el consumo, sino desde las oportunidades educativas y laborales. La desigualdad, no significa otra cosa que cero futuro en donde la delincuencia es la única salida.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 18/09/2021 La sepultura del Doing Business es un precedente

Muy grave lo que pasó con la medición de la competitividad, encontrado por expertos, y que le puso final al informe Doing Business del Banco Mundial, una pérdida de credibilidad

Editorial 17/09/2021 La calidad de la educación virtual pasa al tablero

Era un secreto a voces que la calidad de la educación virtual no era la mejor cuando hay mal internet, señal celular deficiente y pésimo seguimiento de los profesores a los alumnos

Editorial 16/09/2021 Un presupuesto histórico de más de $350 billones

A una tasa de cambio de $3.800, los $350 billones del presupuesto nacional para 2022 igualan el capital de los hombres más ricos del mundo, unos US$92.000 millones ¿Cómo hacerlo rendir?

MÁS EDITORIAL