.
EDITORIAL

El asunto pendiente es la desigualdad

miércoles, 12 de febrero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Las condiciones de vida han mejorado en todos los países, pero las desigualdades se han multiplicado, según la ONU.

Hay muchas maneras de medir el grado de desigualdad de una sociedad, y en eso los economistas de nuestro tiempo se han esmerado durante las últimas décadas, para perfeccionar las comparaciones entre sociedades de un mismo país y entre las naciones. La medición más difundida fue ideada por Corrado Gini, quien para comparar la desigualdad en los ingresos usó un coeficiente entre 0 y 1, en donde 0 corresponde a la perfecta igualdad y 1 es la perfecta desigualdad; es decir que una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno. Este termómetro es discutido por los economistas más sociales, pues muchos de los problemas a los que se enfrenta esta ciencia tienen que ver con la distribución, de tal manera que las discusiones se quedan en cuál es el mejor termómetro para medir qué tanto es igualitaria o equitativa una sociedad.

El Informe de Desarrollo Humano de la ONU es un buen aporte a la discusión, en el cual se analizan las causas y las consecuencias de la distribución y el papel de los gobiernos en solucionar este problema creciente. La globalización no solo distribuye bienestar, sino que expone a las sociedades menos desarrolladas a las consecuencias de la velocidad del primer mundo, evidenciando a la postre las graves desigualdades que se viven en medio del subdesarrollo. La creciente desigualdad de los ingresos en los países de la Ocde (ver Informe sobre el Desarrollo Humano 2013 - página 22) destaca la equidad en como se distribuyen ingresos, y quienes se benefician del crecimiento. La idea es sencilla: hay un creciente desempleo en las economías desarrolladas y los salarios reales no se han incrementado en décadas, pero en los grupos de mayores beneficios en las diferentes sociedades sí ha catapultado sus ingresos, y cada vez accede a mayores beneficios.

Ayer fue liberado un documento elaborado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas, en el que se ahonda en las crecientes desigualdades que se han convertido en el mayor desafío al que se enfrenta la humanidad. “Las condiciones de vida de la mayor parte de la población mundial han mejorado durante los últimos 20 años, pero las desigualdades se han multiplicado (...) Hay más leyes para proteger y respetar los derechos humanos, pero sigue habiendo enormes desigualdades en la materialización de esos derechos y en el acceso a servicios vitales”, palabras del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

“Los logros durante esos 20 años han sido notables, incluyendo mejoras en la igualdad de las mujeres, la salud y la esperanza de vida, la educación y los sistemas de protección de los derechos humanos”, pero la tarea pendiente es agrupar más población en el segmento igualitario. Y, obviamente, Colombia siempre se cuenta como un caso dramático.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 13/04/2024 El petróleo dicta la línea que sigue el dólar

Los precios del petróleo continúan con su tendencia al alza por la incertidumbre que genera un posible escalamiento en el conflicto en Ucrania y el Medio Oriente

Editorial 12/04/2024 Para la reforma pensional hay más consenso

Si el Congreso no es inferior al reto y hace una reforma pensional bien hecha, se aclarará un pendiente social, debe hablarse de la edad de jubilación para no hacer una chapuza

Editorial 11/04/2024 Sin agua, pero con más días de pico y placa

Competitividad y productividad son dos palabras clave para el desarrollo de Bogotá, y que parecen no conjugar, pues todo está dispuesto para que nada funcione ni mejore