.
EDITORIAL

Dar subsidios no es la única solución

viernes, 8 de marzo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Algunos subsidios destinados a ayudar a los más pobres terminan beneficiando a los más incompetentes

Algunos subsidios destinados a ayudar a los más pobres terminan beneficiando a los más incompetentes

De documentos, ensayos, estudios, investigaciones, foros, conferencias y muchos papers están llenas las bibliotecas y miles de sitios en internet que tratan de sensibilizar a los gobiernos sobre el daño colateral de otorgar subsidios a dos manos. Hace pocos años, el economista Ramón López, profesor de la Universidad de Maryland, presentó una investigación en 10 países de América Latina y el Caribe que comprueban su tesis: “diversos subsidios que intentan ayudar a los pobres en realidad benefician a los ricos”. Pero, como casi todas las iniciativas académicas que buscan reformar las políticas públicas, terminó en oídos sordos para los gobernantes de turno.

Decía el profesor López en su investigación que aproximadamente el 45% del gasto público de la región entre 1985 y 2000 se destinó a subsidios que no ayudaron a la sociedad, imponiendo un costo dramático en la eficiencia, equidad social y decaimiento ambiental en las áreas rurales. Bien entrado el segundo lustro de 2000, las cosas en lugar de haberse mejorado empeoraron, y los subsidios otorgados como solución a problemas estructurales de pobreza, no tuvieron resultados positivos en varios países entre 2005 y 2010. “El gastar una parte significativa de los recursos del Estado en subsidios tiene un impacto negativo sobre el ingreso agrícola, y a su vez fomenta una dependencia excesiva en la expansión de la tierra para el crecimiento agrícola, lo que a su vez agrava los efectos negativos de la agricultura sobre el medio ambiente y reduce el ingreso de los pobres en zonas rurales”, rezaba una de las grandes conclusiones.

A pocos días de que varios ministros negociaran con los cafeteros y cacaoteros el fin de las protestas, se sabe que se comprometió cerca de un billón de pesos de un presupuesto de $186 billones en crecer ayudas a varios agricultores, que no han sabido acomodar sus modelos económicos para sobrevivir en una economía globalizada, en donde son muy pocos los gobiernos que tienen políticas de precios de sustentación, gabelas en las compras y todo una suerte de ayudas, que le pesan la cuenta de cobro a otros sectores más necesitados, e incluso más vulnerables. El gran asunto es que “la mayoría de subsidios tienen un impacto menos positivo que si se invirtieran los mismos recursos en bienes públicos, ya que en algunos casos los subsidios hasta tienen un impacto negativo. El gasto público en carreteras, investigación agrícola y educación fomenta la inversión privada a largo plazo, al tiempo que promueven la equidad social y la reducción de la pobreza”.

La conclusión es de López: “Hay que construir bienes públicos. Los países que gastan en este tipo de obras crecen más, promueven el empleo rural, expanden a una tasa más lenta la frontera agrícola y tienen menos pobreza rural”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 01/03/2024 ¡Algo que cambiar, algo que conservar, algo que avanzar!

Hace 70 años que el diario la república empezó su labor cotidiana de generar contenidos económicos, financieros y empresariales que sirvieran para la toma de mejores decisiones

Editorial 29/02/2024 La corrupción mutó al Estado capturado

Es muy oscuro lo que sucede en algunas de las entidades públicas clave del Estado, la corrupción entró en otra fase, que es capturar oficinas enteras para intereses propios

Editorial 28/02/2024 Recesión quiere decir menos impuestos

El Ministerio de Hacienda debe darse cuenta de que la recesión por la que atraviesa el sector productivo, tras varios meses en rojo, ya se empieza a reflejar en el recaudo de impuestos