.
EDITORIAL

Cuba entre el adiós castrista y la llegada de Trump

lunes, 28 de noviembre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Oído con las acciones preliminares de Trump, pues en cualquier momento dice cosas que no queremos escuchar sobre acuerdos de  paz o el TLC

 

A los cubanos muchas cosas les han cambiado durante el último año. Justamente en un país en el que los cambios eran escasos en casi medio siglo desde la llegada de uno de los últimos regímenes comunistas del planeta. Barack Obama derribó el muro diplomático que se había levantado por muchas décadas producto del choque de sistemas políticos y económicos que representaron durante la Guerra Fría los estadounidenses y los cubanos. Pero como si fuera poco el cambio de visión sobre Cuba, de Obama y una buena parte de los demócratas, ahora les sobreviene la muerte de su líder natural, Fidel Castro, justo cuando no habían asimilado el acercamiento entre los dos países abiertamente enfrentados. Y como si fueran pocos los hechos disruptivos, llega Donald Trump a la presidencia y amenaza con echar para atrás los avances de su antecesor en la Casa Blanca. Son muchas cosas para que sucedan en tan poco tiempo.

Si usáramos una sola palabra para describir lo que pasará en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba es incertidumbre. La cartilla económica de Trump empieza a mostrar sus dientes, nada distinto a lo que había dicho durante la campaña, y no es bueno ni malo, simplemente es diferente a lo que veníamos viendo hasta ahora. El Presidente electo ya retiró a Estados Unidos del TPP como estrategia comercial en Asia, al tiempo que inició sus sondeos entre constructores para levantar un muro en la frontera con México. No faltaba entonces que dijera sin ningún temor que va a “liquidar el acuerdo con Cuba”, una nueva amenaza que seguramente cumplirá y que sumirá a los habitantes del pequeño país caribeño en una nueva condena al atraso y la sumisión. Para los inmigrantes -especialmente de Cuba en Estados Unidos- esas son palabras caídas del cielo, pero para quienes creen en la economía de mercado y las democracias, las cosas solo tenderán a empeorar.

Trump no es políticamente correcto y ha sentenciado: si Cuba no mejora las condiciones del acuerdo firmado hace un par de años entre Obama y Castro, se irá a la basura dañando la normalización de relaciones. ¿Qué busca Estados Unidos con estas palabras y acciones? Recuperar el liderazgo de la primera potencia mundial que tanto pregonó durante la campaña presidencial. Y ojo: es un mensaje del que la actual política colombiana no puede hacer oídos sordos, pues el Presidente electo mucho ha criticado a los países que poco hacen contra el narcotráfico. Tal vez solo sea cuestión de pocas semanas, pero algo contundente va a decir Trump sobre el acuerdo de paz firmado entre el Gobierno Nacional con la guerrilla de las Farc. Está clara la línea de acción que tomará la nueva administración republicana desde el próximo enero, unas acciones preliminares que obligan a los líderes colombianos a tener su propia cartilla política, porque en tratados de libre comercio también puede reversar el firmado con Colombia.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 12/07/2024 Las lecciones empresariales de la Selección

Colombia está en modo fútbol por el excelente desempeño deportivo de la selección, como consecuencia de las buenas decisiones en la administración del recurso humano

Editorial 11/07/2024 Los ministros deben ser ministros

En temporada de cambio de ministros llama la atención el perfil de los nombrados y los retos que tienen por delante, y si en algo yerra el Presidente, es en nombrar idóneos

Editorial 10/07/2024 Derramar leche, una protesta más que obsoleta

Es una paradoja económica: producir leche es bastante costoso, al tiempo que venderla es muy barato, pero al consumidor se le sigue cobrando caro ¿cómo salir del problema?