.
ANALISTAS Isagen
viernes, 9 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La venta de Isagen ha sido polémica cada vez que el tema se ha hecho público. Los dos gobiernos anteriores a este lo han pretendido; el gobierno anterior logró la venta de una parte de esta cuando, del 77% que controlaba de la empresa, vendió 20% en 2007. 
 
Durante el gobierno del presidente Pastrana también se pensó en vender Isagen, pues era necesario para poder cubrir el déficit fiscal que tenía el gobierno, sin embargo hoy no son claras las razones por las cuales se hace esta propuesta. Mientras en el gobierno del presidente Pastrana el déficit estaba en el orden del 6%, para el 2012 el déficit quedo en 2,4%, aproximadamente $16 billones.
 
En este momento la venta de esta importante empresa se piensa como herramienta para lograr contribuciones al Fondo de Infraestructura Nacional. La idea, supuestamente, es contribuir a la infraestructura del país, lo cual se cree, podría generarle muchos más ingresos a la nación que esta empresa. 
 
Nadie niega que la infraestructura de nuestro país presenta serios retrasos que obstaculizan la competitividad de nuestros productos y entorpecen la actividad del Estado, sin embargo, no es claro el objetivo real de esta venta. El director del Departamento Nacional de  Planeación, Dr. Mauricio Santa María dijo a este diario el martes 6 de agosto que los recursos para infraestructura están resueltos por el Conpes y ya se encuentran en el marco de gastos de mediano plazo. La gran mayoría de los proyectos de infraestructura que se van a realizar en el país serán por concesión, es decir, que serán las empresas las encargadas de pagar todo; algunos se harán por asociaciones público privadas y estas son las que ya tienen aprobado el gasto por Presupuesto General de la Nación.    
 
Ahora bien, miremos porqué podría no ser procedente la venta de esta empresa. El gobierno ha dicho que si hoy se vende la porción de la empresa que todavía se encuentra bajo su propiedad, se vendería a $4,5 billones de pesos, o $2.850 la acción; en el gobierno anterior, se privatizo el 19,22% a $1.130 la acción, a los 2 meses de la transacción la acción se cotizaba en $2.000. 
 
Según el gobierno la operación de ‘Hidrosogamoso’ está incluida en este valor propuesto pero la realidad es que esto no parece ser cierto. Algunos han dicho que este valor es muy alto, sin embargo, se considera que el gobierno debe prever a futuro los ingresos que dejará de recibir por la venta, y como tal esos ingresos que dejará de recibir deben verse reflejados en el precio de venta. Más aun, Isagen ha invertido en nuevas formas de energía como la eólica que a futuro podría significarle ingresos muy importantes y un crecimiento de buen calibre. ¿Será que todo esto está  incluido en el precio de venta?  Las experiencias  anteriores sirven más bien para no menospreciar el potencial de esta empresa. 
 
Es necesario que el gobierno nacional nos diga claramente qué obras de infraestructura trascendentes para la nación se van a financiar con la venta de Isagen pues, no nos puede dar una información genérica sobre el tema, además, cómo se va a cuidar la plata mientras las obras arrancan o se desarrollan.
 
Bastante derroche ha habido de recursos públicos como para darnos el lujo de malgastar más. El billón seiscientos mil millones de pesos derrochados en propaganda oficial que, bien habían podido invertirse en programas sociales, es un penoso ejemplo de manejo irresponsable del dinero de los colombianos.