.
ANALISTAS Atletas al agua
lunes, 8 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Es muy común que la gente piense que los atletas entrenan exclusivamente corriendo, pero la verdad es que hoy en día se sabe que una buena preparación física debe ser interdisciplinaria, si se quiere conseguir los mejores resultados.

En el caso del atletismo, hay que tener en cuenta que el impacto constante que sufren las articulaciones durante la práctica del deporte, así sea en entrenamientos, puede traer lesiones; por eso, la natación es una de las mejores opciones para dejar de lado el maltrato mencionado.

Nadar mejora nuestra capacidad cardiovascular y trabaja músculos que no se trabajan normalmente al correr; así mismo, mejora la fuerza en brazos y piernas y -con el fin de mantenernos a flote- nos obliga a mantener una mejor postura, en la que por consecuencia se ejercita la fuerza abdominal y lumbar, algo fundamental para una buena postura de trote. Además, nadar también nos ayuda a mantener flexibles nuestras articulaciones (cuello, hombros y pelvis).

La natación puede ser practicada por personas de cualquier edad y condición física.

No es necesario ser grandes nadadores ni tener el mejor estilo. Cualquiera puede desarrollar determinadas condiciones de acuerdo con la constitución física y el nivel de esfuerzo. Es así como los deportistas pueden trazarse como objetivo incorporar la natación de manera cada vez más enérgica, y menos lúdica y recreativa, en las jornadas de entrenamiento de acuerdo con el plan diseñado.

Resulta evidente, entonces, que la natación como alternativa contribuye a un descanso mental y físico de las exigencias de nuestra actividad deportiva principal; mejora nuestra motricidad, coordinación y concentración.

Se recomienda hacerlo una vez por semana -o más si es posible- siempre y cuando no interfiera con objetivos importantes de nuestro calendario. De la misma manera, traerá muchos beneficios en aquellos descansos activos o períodos poscompetencia, en los que el cuerpo agradece un descanso del acostumbrado impacto que sufre durante la carrera con cada paso.