sábado, 15 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Bloomberg

Las ventas de Tesla en EE.UU. de su sedán Modelo S subieron 59% con respecto al mismo trimestre de 2015, aumentando su considerable ventaja entre los autos de lujo, según datos del tercer trimestre presentados por IHS Markit. Tesla es ahora responsable de más de un tercio de las ventas del nicho. Su competencia más cercana -el renovado BMW Serie 7 y el Mercedes Benz Clase S- no quedaron cerca.

En el mercado de SUVs de lujo, el nuevo Modelo X de Tesla vendió 5.428 autos en EE.UU. para una cuota de mercado de 6% en el tercer trimestre. Es su marca más alta aún después de los problemas de producción que retrasaron su salida a principios de año. El Modelo X se vendió más que Porche y Land Rover pero está rezagado frente a 7 modelos de SUV de Mercedes, BMW, Cadillac, Audi, Volvo y Lexus.

Musk ha estado presionando a sus empleados para que vendan tantos autos sean posibles en un esfuerzo por conseguir un trimestre rentable antes de que la empresa necesite incrementar el gasto. Tesla está intentando adquirir Solar City Corp. y se está preparando para lanzar su modelo sedán de menor precio, el Modelo 3, a finales del próximo año.

El Modelo 3 será uno de los autos más accesibles en la categoría de lujo, y si el CEO de Tesla, Elon Musk, logra alcanzar su objetivo de fabricar 500.000 unidades por año para 2018, el fabricante automotriz podría ubicarse entre el top 3 de la categoría de autos de lujo. Pero eso está por verse.