En el Louvre en París, el museo más visitado del mundo, se agotaron las 7.400 entradas disponibles cuando reabrió

Bloomberg

Los museos en Europa están viendo una gran demanda inicial, a medida que abren sus puertas después de meses de cierre por la pandemia.

En el Louvre en París, el museo más visitado del mundo, se agotaron las 7.400 entradas disponibles cuando reabrió el lunes después de casi cuatro meses. Sin embargo, esto es solo una fracción de su ocupación habitual. Antes del estallido de covid-19, el museo generalmente recibía entre 30.000 y 40.000 visitantes por día, en su mayoría de fuera de Francia.

Desde su cierre el 13 de marzo, el Louvre ha perdido 40 millones de euros (US$45 millones) en ingresos, según Nadia Refsi, directora de la división de prensa del museo. En el mejor de los casos, espera generar entre un 20% y un 30% menos de ingresos que en el verano anterior debido a las restricciones de distanciamiento social y la reducción del turismo, dijo.

La Galería Nacional de Londres está programada para reabrir el miércoles, después de estar cerrada 111 días, un hecho sin precedentes. Será el primer museo nacional en el Reino Unido en recibir visitantes después del cierre del país.

La galería, que anteriormente aceptaba visitas sin cita previa, ha instituido un sistema avanzado de reservas en línea, aunque la entrada para la colección permanente sigue siendo gratuita. Todas las entradas disponibles para su primera semana están agotadas, al igual que las del primer mes de una exposición especial de las obras del pintor italiano Tiziano, según el sitio web del museo.

Los museos están intensificando los procedimientos de limpieza, exigiendo a los visitantes que usen máscaras faciales e instituyendo sistemas unidireccionales para imponer el distanciamiento social. Algunos, incluidos los Museos Vaticanos, están midiendo las temperaturas de los visitantes al ingresar.