.
OCIO Meditación y ejercicio, claves posparto
lunes, 22 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lina María Ruiz J. - lruiz@larepublica.com.co

Después de la mágica experiencia de darle comienzo a una vida, las madres quedan exhaustas, adoloridas. Pero en el mundo moderno no hay tiempo que perder. Para una ejecutiva es crucial recuperarse, empezar a moldear el cuerpo y volver a la normalidad tanto física como emocionalmente, para regresar a las funciones laborales de la mejor manera, con esa nueva vida como combustible.

Claro, todo después de los 3 meses de licencia de maternidad. Pero ese plazo se vence, y el cuerpo puede tomar hasta 9 meses en recuperar su forma habitual. Las clínicas y centros de maternidad prestan servicios básicos para ayudar a las madres en su proceso posparto, pero también hay otras prácticas especializadas que ayudan a recuperarse y a vivir esta etapa en armonía. El pilates y el yoga son dos de las más importantes de esas técnicas.

“Debe  realizarse mucho ejercicio y  llevar una alimentación muy saludable”, explica Carolina Ramírez, médico de la Juan N. Corpas. Centros como Pilates Proworks, Fit X Life yoga, Pilates Synergy, y otros de estética como Vital Spas, ofrecen asesoramiento personalizado en estas prácticas. “Además de que ayuda a manejar las emociones y a estar tranquilas, el yoga ayuda a recuperar el estado físico, la flexibilidad,  y  permite una conexión entre mente y cuerpo que es transmitible al bebé. También  ayuda a combatir la depresión posparto, eleva el ánimo”, dice María Daza, experta e instructora de yoga y pilates.

Tips que no pueden faltar

Pilates, directo a los músculos afectados

Uno de los beneficios del pilates es que tonifica los músculos que más se comprometen durante el embarazo y el parto, como el periné (músculo situado en el suelo pélvico) y el transverso (músculo abdominal más profundo). Y, también, los músculos de la espalda, tan usados en el postparto, debido al peso del bebé y a las posturas forzadas que se adquieren al levantar al niño de la cuna, llevarle en brazos, amamantarle, ayudarle a dar sus primeros pasos, etc. Según los expertos, esta técnica trae muchos beneficios, y vale la pena practicarla después de dar a la luz.

Yoga para el sueño y la calma

Los expertos sostienen que la práctica de yoga fortalece el sistema nervioso. Es una herramienta para mantener la calma y la serenidad y así disfrutar al máximo de los primeros meses de vida del bebé. El yoga ayuda a combatir la depresión posparto, e influye de manera positiva en el estado anímico y mental, ayudando a desarrollar un estado de paz y bienestar, que también beneficiará al bebé. 15 minutos de relajación profunda equivalen a horas de sueño normal. Por eso estas técnicas de relajación son de gran ayuda en la época del posparto, debido a que las horas del sueño normal se ven alteradas.

Las asanas o posturas

En el yoga, las asanas o posturas son movimientos lentos, que mantienen el cuerpo en diferentes posiciones. Estas posiciones aportan flexibilidad y firmeza en forma de estiramientos y resistencias musculares a todas las partes del cuerpo. Con las asanas, el cuerpo se recupera más rápidamente del parto, tanto si ha sido parto natural o cesárea. Practicando yoga durante 30 minutos al día, se queman muchas calorías, lo que ayudará a recuperar la figura.

Sí a una dieta saludable

Durante la etapa de posparto, es fundamental según los expertos que la madre guarde una dieta baja en grasas y alta en proteínas (leche, carnes, granos), y es importante continuar tomando vitaminas prenatales, sobre todo si está amamantando. Alimentarse saludablemente, consumiendo muchas frutas y verduras, almendras y nueces. Esto favorecerá la lactancia y contribuirá a recuperar la figura de una manera saludable. A esto le puede sumar caminatas cortas y meditación. Lo importante es recuperar la vida que se llevaba antes del embarazo y sentirse cómoda con el aspecto y la figura.

Para lucir bella y segura

Con la práctica de yoga y pilates, después del parto, la mamás también consiguen, a nivel estético, que el vientre se aplane, la cintura se dibuje, los hombros no se caigan, que la musculatura se alargue y que los movimientos sean más ágiles y seguros.

Además, mediante la concentración y la respiración que estos ejercicios requieren, la mamá conseguirá estar bien consigo misma y, en consecuencia, con el bebé y los suyos. Esta etapa es muy importante por el primer contacto que tiene la madre con el nuevo integrante de la familia, y los lazos que se formarán.

Kiegel, ayuda extra a la recuperación

Otra recomendación según la doctora Carolina Ramírez, es empezar los ejercicios Kiegel (que consisten en interrumpir el chorro de orina durante la micción), lo que ayudará a prevenir la perdida espontánea de orina y a aumentar la circulación del área. También mejoran el tono muscular pelviano. No se recomienda ningún ejercicio extra o forzoso hasta después de su examen posparto, el cual debe realizarse cada mujer, y debe practicarle un especialista. Después de este, podrá retomar su vida cotidiana.

La opinión

Agripina Giraldo 
Experta en yoga 
“Esta técnica es muy recomendable para las madres que acaban de dar a la luz. Permite nivelar sus emociones y adaptar el cuerpo a un nuevo ritmo de vida”.
 

MÁS DE OCIO

Bolsas 20/09/2021 Universal Music es valorado en más de US$39.000 millones antes de su debut en bolsa

La salida a bolsa de Universal Music Group (UMG) será la más grande de Europa este año, con un precio de $18,5 euros por acción

Moda 21/09/2021 Los tenis de lujo que se imponen en el regreso a las oficinas después de la pandemia

El clásico zapato de cuero en las empresas fue desplazado en la pandemia por modelos más cómodos que ofrecen los sneakers

Salud 22/09/2021 Conozca y añada a su menú algunos desayunos saludables si cuenta con poco tiempo

Expertos sugieren cinco opciones de desayunos previamente certificadas para que tenga un menú variado y saludable

MÁS OCIO