La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cristhian Agudelo - cagudelo@larepublica.com.co

Agosto se ha caracterizado siempre por ser uno de los meses en los que el viento sopla con más fuerza. Es por eso que los amantes de los deportes aéreos aprovechan esta época del año para disfrutar sus actividades a plenitud. Si usted ha considerado en algún momento de su vida el aventurarse a sentir más cerca el cielo, le presentamos a continuación tres opciones para que no lo piense tanto, deje atrás la vieja cometa familiar y se lance de una vez a la aventura de rozar las nubes. Es más seguro de lo que cree.

Ala Delta
La sensación de riesgo y de libertad es lo que hace tan atractivo a este deporte, al que sus practicantes asemejan con tener los controles de una montaña rusa gigante. “Por un lado está la ‘tridimensionalidad’, la sensación de que ya no estamos atados a desplazarnos en una superficie plana, sino que además podemos movernos casi con total libertad y autonomía en un espacio mucho más grande; es como si se nos agrandara la casa donde habitamos”, afirma Daniel Vélez Bravo, instrucción tándem de la disciplina. Para realizar un vuelo introductorio con un instructor certificado tenga en cuenta que los precios varían dependiendo de la ciudad: en Medellín pueden estar alrededor de $180.000, mientras que en Bogotá cuestan $300.000, y en Cali, $150.000.

Paracaidismo
El paracaidismo logra apasionar a la gente por el grado de adrenalina que despierta cuando las personas se encuentran dentro de una aeronave, comunmente sin puerta, y a más de 3 kms de altura. Según palabras de Hector Andres Forero, miembro de Fedeaéreos, las personas que han realizado el salto Tándem (enganchado a un instructor) dicen que “es el voto de confianza mas grande que existe, al dar la vida a una persona desconocida”. Para hacer el curso y saltar como aficionado se debe pagar $3 millones, que incluyen los niveles para ser paracaidista libre; después cada salto tiene un precio de $85.000 mas la renta del equipo que es de $30.000.

Parapentismo
El parapente es lo más parecido al vuelo de un ave, en el que la persona solamente va colgada de un pedazo de tela y unas cuerdas. “No creo que sea posible expresar con palabras la sensación, simplemente hay que vivirla para saber por qué es tan apasionante”, asegura Juan Fernando Castro, instructor nacional de nivel avanzado. Si desea realiza un vuelo en parapente tándem o biplaza (que es un un parapente donde va el piloto y un acompañante) y recibir una inducción al deporte, solo necesita entrega una contribuciónde al rededor de $100.000 al deportista encargado, quien utilizará dicho monto para compensar el desgaste del uso del equipo.

Algunas recomendaciones antes de volar
Antes de embarcarse en una de estas actividades al aire libre, es importante que tenga a la mano todos los equipos de seguridad necesarios y que se acerce a instructores que estén debidamente certificados ante entidades expertas en esta materia. Dicha certificiación normalmente se realiza en Estados Unidos y se avala por la USPA, United States Parachute Association, y la Federacion que representa los deportes aereos en Colombia, Fedeaéreos. La lista de instructores con licencia vigente se pueden encontrar en su página web.

Héctor Andrés Forero
Miembro de Fedeaéreos - Paracaidísmo

“Colombia, por estar en la línea ecuatorial, posee un clima conveniente para la práctica de los deportes aéreos durante todo el año”.

Daniel Vélez Bravo
Instructor tándem de ala delta

“Cuando esa sensación de riesgo se puede administrar y dosificar (...) es como tener los controles de una montaña rusa gigante”.