.
INTERNET ECONOMY Los cinco pecados de marketing que cometió Uber al prestar su servicio
viernes, 10 de abril de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co

En Colombia, por ejemplo, se inmoviliza a cualquier automóvil que preste el servicio bajo la plataforma. En España y Francia fue clausurado definitivamente en los últimos cuatro meses situación que hace válida la pregunta ¿qué falló? LR le presenta los cinco pecados de marketing que le pasan la cuenta de cobro a la aplicación.

La mala implementación del negocio; la falta de educación sobre la herramienta a los usuarios; dejar la aplicación al libre albedrío de cualquier persona; no definir su nicho de usuarios y la falta de coincidencia con las políticas públicas de varios países, se habrían convertido en conjunto, en la piedra en el zapato de la app.

Sin embargo, aseguran expertos en la materia como Santiago Roldán Zuluaga, docente de mercadeo de la Universidad Autónoma de Occidente, que Uber, en definitiva, no es un fracaso y por el contrario le ofrece alternativas a los usuarios.

“Creo que a la aplicación le sucedió algo comparable  con lo que a la música en la década de los 90.  Ese momento fue coyuntural para la revolución de la industria que conoció el MP3. En lo que fallaron ellos fue en la implementación del negocio”, explicó.

Para Roldán, la marca fundada en 2009, debió pensarse no tanto desde la parte de la aplicación, sino como una empresa dedicada al transporte y la prestación de servicios.

“Otro de los problemas puntuales de la herramienta, estaría en que no hicieron esfuerzos para educar a las personas en cuanto a los beneficios que estaban intentando brindar como novedad y por el contrario el ‘boom’ mediático siempre hizo énfasis en que detrás del funcionamiento había algo oscuro, casi ilegal y esa percepción tomó mucha fuerza en muy poco tiempo”, agregó el académico.

Otra de las fallas habría estado en la falta de coincidencia con las políticas públicas locales que no entienden muy bien este tipo de servicio, de acuerdo con Juan Carlos Palau, abogado experto en empresas digitales “las fallas han sido de política pública, es más un tema de regulación y no de la herramienta y de lo que ofrece. Estructuralmente el mercado ha cambiado”.

Palau, asemejó el caso Uber con el de Dell en su momento. “Dell fue pionero en la venta de computadores por internet. Ellos cambiaron la comercialización del producto, ya que a través de la web los precios le salían más favorables a los clientes”.

Haberle mordido mercado a los taxistas, es decir o tener definido su nicho de mercado, también fue un error dentro del listado de Zuluaga.

“La app Uber tiene como promesa un servicio de alta gama, pero creo que hasta la fecha está mordiendo un segmento más bajo del que deberían estar acogiendo, por lo que se han ganado una guerra con los taxistas. Si ellos se hubieran mantenido en un mercado premium, de seguro que más de un taxi, se habría mudado en dos o tres años al servicio exclusivo que opera la app”, concluye el especialista.

El último error estaría en haber dejado la herramienta digital al ‘libre albedrío’ de los consumidores. No es un secreto que cualquier persona que tenga a disposición un celular con internet podrá acceder a la app y combinarla con un servicio de transporte. “No hay un control por parte de la compañía que regule el uso de la aplicación”, explicó el docente de mercadeo de la Universidad Autónoma de Occidente.

Para Andrés Felipe Ángel, abogado experto en telecomunicaciones, dijo que la app es un desarrollo tecnológico “supremamente exitoso” y que el problema no está ahí. “Ese invento tecnológico ha sido tan acogido por el público que se ha encontrado una oposición frente a su desarrollo en lugares como España. Es tan bien pensado que se han empezado a ver app similares como la de compartir el carro”, aseguró.

También se podría decir que localmente se empezaron a ver aplicaciones como Easy Taxi y Tappsi que están dando una dura competencia.

Con la opinión de tres expertos en la materia que reconocen pecados en la implementación del modelo de negocio pero no en el desarrollo como tal, vale la pena preguntarse quién realmente está fallando o si la crisis que ha desatado el desarrollo en varias ciudades donde opera (actualmente se encuentra en 53 urbes de todo el globo) hace parte de un momento de transición que le dará la vuelta a la manera como operan los sistemas del servicio de transporte.

“La falla definitivamente no es de ellos y creo que está en las personas dedicadas al negocio que continúan haciendo lo tradicional”, dijo Palau. El ejemplo de Dell citado anteriormente también indica que un siglo conquistado por la tecnología como el XXI requiere que el sector de un paso adelante en la materia.

Está entre las apps más valoradas con US$4.000 millones
Uber, creada por Travis Kalanick, consiguió rápidamente el auspicio y soporte de empresas como Google y Goldman Sachs. La aplicación se presenta como una plataforma tecnológica que funciona en dispositivos móviles inteligentes para ofrecer servicios de movilidad. Los usuarios registran sus tarjetas de crédito en la aplicación, cancelan los servicios directamente a la empresa y no al conductor. La aplicación funciona en más de 60 ciudades en el mundo, está valorada por más de US$4.000 millones y tiene actualmente, ingresos anuales por encima de US$1.000 millones.

Las opiniones

Santiago Roldán Zuluaga
Docente de mercadeo de la Universidad Autónoma

“Otro de los problemas puntuales de la herramienta, estaría en que no hicieron esfuerzos para educar a las personas en cuanto a los beneficios de la aplicación”.