.
INTERNET ECONOMY “En Colombia, la nube toma un nuevo aire”
sábado, 6 de mayo de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Germán Borrero

Sin embargo, quiero dejar en claro: La nube no es una tecnología disruptiva, lo que es disruptivo es el cambio que supone para el modelo de negocio. Esto ha sido bien comprendido por la base de grandes empresas en el país, pues 62% de las compañías más grandes en Colombia ya usan computación en la nube, principalmente soluciones de mensajería y colaboración, CRM, gestión del talento humano e infraestructura, lo que demuestra una gran penetración del mercado colombiano y la cual aún sigue creciendo. 

Estudios alrededor del mundo le toman el pulso a esta tecnología. De acuerdo a Forbes, 47% de los departamentos de marketing de las empresas tendrán más del 60% de sus aplicaciones en la nube. Asimismo, las tres principales aplicaciones en las que se invirtió en los últimos años fueron concretamente las bases de datos (57%), e-mail (54%) y las aplicaciones orientadas al negocio como el CRM (49%). 

Continuar el viaje es el mejor camino y como es natural, su evolución trae consigo innovación, simplicidad, nuevos modelos y por supuesto, negocios. Así y teniendo en cuenta que la industria de software del país siempre se ha caracterizado por ser un sector en constante crecimiento, este 2017 trae aires que auguran cambios en la manera cómo la nube enmarca el impacto empresarial que presume rentabilidad de negocio y a la gente y sostenibilidad.

Un estudio de Gartner predice que el mercado de software como servicio (SaaS) mundial se duplicará alcanzando la interesante suma de 18,8 miles de millones en 2017, demostrando que la nube es una de las herramientas tecnológicas que podrán traer el poder de la simplicidad a la realidad y permitir ejecutar sus aplicaciones y software, sin tener que comprar, instalar o administrar sus propios servidores. 

Es indudable que el software como servicio elimina las barreras que evitan que las empresas implementen o actualicen de una manera rápida y sin dolor sus soluciones de software. Es por esto que, las organizaciones podrán verse gratamente sorprendidas al tener un rendimiento optimizado, pagarlo por suscripción, reducir costos y aumentar la disponibilidad y acceso. 

En consecuencia, se espera un incremento del 5,1% en los presupuestos de 2017 para inversión en servicios TI. Las pequeñas y medianas empresas están comenzando a dar el paso y su transformación se sumará en lo corrido del año al 53% de las organizaciones ya transformadas digitalmente. 

Ahora bien, la nube en el mundo de las aplicaciones empresariales le genera a las compañías un valor adicional que va mucho más allá de la tecnología, como es la posibilidad de acceder a soluciones realizadas con base en las mejores prácticas de negocio que usan los líderes a nivel mundial. Esta adopción seguramente contribuirá a tener procesos más eficientes y a alcanzar un nivel de productividad mayor que contribuya al logro de sus objetivos estratégicos.

La adquisición tecnológica estaba supeditada a una ecuación lineal pues antes se pensaba en: soluciones, vender productos personalizados y brindar una experiencia estándar. Ahora se piensa en: el cliente, vender productos estándar y ofrecer experiencia personalizada. Esto me permite concluir que se debe tener una nueva ruta de mercado enfocada en mantener el éxito de los clientes pensando en tres ejes estratégicos: Cambios constantes, nuevo modelo servicio y nueva oferta de soluciones; factores que la nube traerá con su segundo aire.