.
TRANSPORTE Santiago de Chile y Medellín lideran en uso de buses eléctricos en la región
viernes, 15 de marzo de 2019

Ciudad de México, san josé, y Buenos Aires tendrán vehículos con esta tecnología

José David Castilla

El tránsito a una flota de buses ý vehículos eléctricos en Latinoamérica es esencial para el desarrollo ambiental y sostenible de la región y del mundo. Así lo han planteado diferentes estudios sobre la calidad del aire y la contaminación del continente.

Según la firma The Dialogue y un reporte de Naciones Unidas sobre la renovación de la flota en América Latina, cerca de 37% de las emisiones de CO2 globales provienen de los buses y automóviles que circulan en las grandes ciudades de la región, que en su mayoría tiene muchos años de uso.

El estudio aclaró que 10% de las emisiones de CO2 global parten de los autobuses que circulan en las grandes ciudades del continente.

Por esta razón, varias capitales de América Latina han tomado la iniciativa de introducir una flota de buses eléctricos para intentar mitigar esta alarma que han replicado varias autoridades ambientales globales.

La ciudad que tomó la delantera en este campo fue Santiago de Chile; la capital del país austral introdujo una flota de 200 buses eléctricos a finales de 2018. La meta de los chilenos es tener un transporte público 100% eléctrico para 2050. También está buscando que 40% de sus vehículos particulares introduzcan esta tecnología para mitigar la contaminación.

Cali y Medellín son las colombianas que están liderando la iniciativa para migrar a energías limpias en el transporte público. Medellín tiene 64 buses eléctricos alimentando los distintos sistemas de transporte. Por su parte, en la capital del Valle del Cauca existen en circulación 26 carros eléctricos.

Guayaquil, con 20 buses y Sao Pablo, con 15, son las ciudades que han implementado planes tímidos de recambio en la flota de buses.

En cuanto a proyectos futuros, uno de las más llamativos es el de Ciudad de México. La capital tiene un plan para incorporar 300 y 500 buses eléctricos en el mediano plazo.

Buenos Aires, en Argentina y San José, en Costa Rica, son los siguientes en la fila para incluir 11 nuevos buses eléctricos a sus sistemas de transporte.