La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co

Si bien es cierto que el Gobierno Nacional está realizando una inversión importante en temas de infraestructura, equivalente a $55,6 billones, más recursos necesariamente no es lo mejor.

Así lo hizo saber Ana Carolina Ramírez, directora de Asuntos Económicos de la Cámara Colombiana de Infraestructura, CCI, enfatizando en que lo importante es la eficiencia de esas inversiones, por lo que urge en el país un plan maestro de transporte sobre el cual basar las decisiones de gasto y así priorizar las obras que atiendan al aparato productivo del país.

Las carreteras de Colombia están ubicadas en el puesto 130 de 150 países de acuerdo al indice de competitividad del Foro Económico Mundial, escenario preocupante teniendo en cuenta, que el 71% de lo que produce la industria se transporta por las vías.

“Según una encuesta de opinión realizada por la Andi el tercer factor que preocupa a los industriales son los costos de transporte, tan solo superados por los costos de materia prima y de la mano de obra. La infraestructura es un tema urgente y determinante a la hora de implementar una política de fomento a la industria” afirmó Ramírez.

En Colombia cuesta mover lo que se produce cerca de tres veces más que el resto del mundo.

Dos problemas de competitividad se vislumbran a simple vista en sus ejecuciones. El primero, obedece al Túnel de la Línea que, según Ramírez, tiene el deshonroso lugar de ser el más alto del mundo. Explica que no debería de estar ahí sino donde se minimicen las pendientes y se pueda aumentar la velocidad para hacer ser más eficiente el transporte de carga.

Algo similar sucede en la Ruta del Sol en el tramo que saca la carga de Bogotá hacia el puerto de Santa Marta, donde esta tendrá que subir el alto del Trigo y la Mona con pendientes aproximadas de 7%. Cuando un camión vaya lleno se estaría hablando de velocidades que nunca superarán los 10 kilómetros por hora.

Por otra parte, actualmente no hay manera de saber la distribución de la carga o cómo se sacará un análisis costo - beneficio en los corredores paralelos.

“Hay recursos, pero es preocupante que no nos los gastamos de la mejor manera. Hacer decisiones de gasto o asignaciones de recursos entre diferentes modos de transporte cuando no se tiene un plan maestro es muy complicado y en eso deriva el sesgo de inversión en carretera que ha tenido el país”, agregó la directiva.