.
INFRAESTRUCTURA No hay profesionales para el auge minero-energético
jueves, 13 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Esteban Guerra - hguerra@larepublica.com.co

La principal locomotora que está impulsando el crecimiento de la economía del país es la del sector minero-energético.

Se espera que con el auge de la industria para 2020 entren inversiones al país unos US$50.000 millones.

Los grandes retos en la materia que se vienen requieren de un personal técnico y profesional que se haga cargo de todos los proyectos . Pero existe una preocupación: hay muy pocos profesionales, especialistas, mágister y doctores que hayan realizado o que estén cursando algún programa que tenga que ver con los sectores de minas o energía.

Según el Observatorio Laboral para la Educación, entre 2001 y 2010, 4.441 personas culminaron sus estudios de pregrado en las ingenierías de Minas, de Materiales, de Minas y Metalurgia, de Petróleos, Metalúrgica, Química o en la rama de la Geología. Si se compara esta cifra con estudios en derecho y afines, se puede verificar que hay muy pocos egresados, ya que unos 80.390 se graduaron de esas carreras en el mismo periodo contemplado por el estudio.

En posgrados, se encuentra una estadística mucho más preocupante, la primera década de este siglo dejó 655 especialistas, y 200 mágister en programas educativos que tengan que ver con el sector. Y hasta ahora solo hay una persona que tiene doctorado.

'Este es un fenómeno que ha pasado siempre en el país. No hay alguna preparación que ponga en alerta a las universidades para que se empiecen a preocupar por el tema. Si la Nación ve en este sector un desarrollo tan importante, es necesario que también ayuden a las universidades a fortalecer sus profesionales y sus programas', dijo el director ejecutivo de Ascun, Bernardo Rivera.

Pese al panorama adverso, los profesionales que se gradúan de alguno de los programas de minas y energía o afines consiguen ubicarse de una manera fácil. 'Los egresados del sector están encontrando trabajo, hay buena oferta para aquellos interesados', dijo el director del Observatorio de Energía de la Universidad Nacional, Germán Corredor.

Esta problemática ha generado que las empresas que explotan los recursos del país tengan que contratar su personal en otros países: Chile, Brasil y Estados Unidos, principalmente.

¿Pero qué se debe hacer para incentivar la oferta de programas y profesionales del sector?
Según los expertos, se necesita que el Estado respalde el crecimiento del sector haciendo previsiones sobre la cantidad de estudiantes que se requiere, así mismo debe haber una oferta mayor de programas y de universidades que amplíen y satisfagan las necesidades que se tienen actualmente.

En lo que más se necesita que los programas de las diferentes universidades se fortalezcan es en los complementos de logística y transporte ya que no se cuenta con carreras especializadas. 'Los programas son muy débiles. Se debe desarrollar una cultura de investigación de ciencia y tecnología en la academia para así tener unos profesionales que cumplan con los retos importantes en el futuro', dijo Rivera.

Pero el país también tiene potencial y los programas existentes preparan buenos profesionales. 'Las facultades que existen en este momento llevan años de tradición y los profesionales que se han preparado en estas son buenos. Geología, petróleo y minas son los mejores programas de la oferta', afirmó Corredor.

Falta previsión del Estado en la materia
Según los expertos, este desarrollo del sector ha sido fundamental para la economía del país, pero pese a esto, no ha contribuido fomentando en las facultades el desarrollo de los programas que estén relacionados con el sector minero energético. 'Hay dos aspectos para mejorar la oferta de profesionales que se requieren: la primera es una mejor política pública, que garantice un mejor acompañamiento desde el Gobierno. En segundo lugar, se debe buscar mecanismos en ciencia y tecnología que enriquezcan la demanda que se necesita ya que este sector necesita una inversión grande en este sentido', dijo Bernardo Rivera. Sin duda alguna el futuro del sector también va ligado con el desarrollo de políticas claras en los temas ambientales. 'También se debe aumentar el número de programas en este sentido ya que el sector de minas y energía necesita gente más comprometida con el medio ambiente', afirmó el director de Ascun.

Las opiniones

Germán Corredor
Director del Observatorio de energía U. Nacional

“Hoy por hoy, los profesionales que se gradúan de alguna de las universidades que ofrecen programas de minas y energía consiguen fácilmente empleo”.

Bernardo Rivera
Director Ejecutivo de Ascun

“Los programas de educación de nivel superior en el sector minero energético son muy débiles, debe haber más desarrollo en física y química”.