.
INFRAESTRUCTURA Cuidado con las redes secundarias y terciarias
jueves, 22 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Jose Stalin Rojas Amaya

El Gobierno Nacional viene desarrollando una política de infraestructura con acertados esquemas de financiación que permiten vislumbrar un desarrollo en las principales redes primarias de la nación, la ejecución de los proyectos viales Mulaló-Loboguerero, Buga-Buenaventura, y los avances en algunos tramos de la Ruta del Sol (a pesar que en otros estén enredados y demorados), son señales que nos indican que el sector se ha fortalecido institucionalmente.

Sin embargo, existen preocupaciones sobre el ritmo de construcción en las vías secundarias y terciarias, o en otras palabras, las redes secundarias y terciarias no está avanzado a la misma velocidad que el avance de la red primaria. Es necesario mencionar, que en términos generales la red primaria es responsabilidad del Gobierno Nacional y las redes secundarias y terciarias son responsabilidad de las gobernaciones y alcaldías. Estas redes son las carreteras que unen las veredas con las cabeceras municipales con la red primaria, y la red primaria son las autopistas que integran las principales ciudades y ámbitos logísticos del país.

El sector agropecuario en general es uno de los más afectados por este retraso en las redes secundarias y terciarias. Un campesino que vive en una vereda alejada del municipio solo puede llevar sus productos al mercado del pueblo a través de las vías secundarias o terciarias. Estas vías generalmente no son pavimentadas y no tienen tráfico frecuente de camiones. Esta circunstancia empuja a que el campesino, que generalmente es pobre y no tiene un camión, pague por llevar sus productos al mercado del pueblo. Aquí aparece un primer costo en los productos a cargo del campesino. Después vende sus productos en la plaza o en las tiendas, a un precio desfavorable porque sus productos son de cosecha debido a que sus paisanos ofrecen y producen lo mismo, y eso se le suma que el señor tendero o los clientes de las plazas de mercado siempre piden rebaja, dando como resultado poca utilidad para él y su familia.

La falta de un impulso a las redes terciarias y secundarias es imperativa, y esto es un llamado a los gobernadores y alcaldes.

Es evidente que a algunos les faltan capacidades técnicas e institucionales para lograrlo, las regalías ayudan un poco para buscar recursos, pero falta capacidad de gestión para la estructuración de proyectos de infraestructura.

Es necesario mencionar que la construcción de vías secundarias y tercerías es urgente, pero igual de importante es la formación de plataformas logísticas rurales que promuevan la creación de valor agregado a los productores y al mismo tiempo la formación de tiempos y costos que beneficien al campesino y al consumidor final.

Una transformación de las plazas de mercado en plataformas logísticas y la creación de redes de campesinos podrían ayudar a beneficiar a los productores agropecuarios. Adicionalmente en la construcción de las vías se hace necesario utilizar mano de obra de las regiones para irrigar los recursos en la población.

En conclusión, el rezago en la construcción de vías secundarias y tercerías en el país tiene efectos en la formación de precios de algunos productos y en la pobreza de los campesinos.