.
INFRAESTRUCTURA Camacol pidió al Gobierno ampliar los cupos del subsidio a la tasa de interés
jueves, 15 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) le pidió al Gobierno Nacional que amplíe el número de cupos para el subsidio a la tasa de interés que ha estimulado la compra de viviendas. El gremio envió una alerta sobre los efectos que tendrán las ventas, si se termina el beneficio para las familias.

Camacol recordó que “quedan disponibles 3.100 coberturas para Vivienda de Interés Social (VIS) y 4.400 en el segmento medio”, unidades que no dan abasto para un mercado que demanda 10.000 viviendas mensuales en todo el país.

Para Sandra Forero Ramírez, presidente Ejecutiva de Camacol, el subsidio a la tasa de interés representa un beneficio de 20% para la cuota mensual de la familia y su nivel de endeudamiento.

“Las estimaciones apuntan a que en junio próximo, cuando se dé su agotamiento definitivo, las ventas se reducirán en cerca de 14%, este efecto negativo se podrá sentir con mayor fuerza en regiones donde el acceso a la vivienda nueva depende más de este mecanismo. A esto hay que sumarle el incremento esperado en los desistimientos de negocios que, producto de la ausencia de nuevos cupos, afectará negativamente los proyectos”, dijo la dirigente.

De acuerdo con las cifras del Ministerio de Vivienda, “entre agosto de 2010 y el 2 de mayo de 2014, de los cupos a la tasa de interés establecidos por el Gobierno Nacional se han asignado un total de 168.790”.

Ese total se ha distribuido en 35.586 para viviendas de interés prioritario (VIP), 89.695 para viviendas de interés social (VIS) y 43.509 para casas de otro tipo.

Estos esfuerzos, así como otros programas del Gobierno para el desarrollo de edificaciones, han ayudado a que la construcción fuera el sector que más creciera en 2013 (9,8% según la variación anual registrada por el Dane), ha reiterado el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao.

El último ajuste que el Gobierno hizo al programa estableció intereses de 7% y 8%, dependiendo del precio de la unidad: entre $80 millones y $140 millones para el primer porcentaje, y entre $140 millones y $200 millones para el segundo.

“El aporte que el sector edificador hace para mantener el dinamismo de la economía, es el resultado del buen direccionamiento de la política y el impulso dado por el subsidio a la tasa de interés. Eso es lo que no se puede perder, pues es lo que ha contribuido a que miles de hogares puedan acceder a una vivienda nueva”, concluyó Forero.

Y así lo han demostrado las cifras del gremio: en los tres primeros meses del año se vendieron 37.107 unidades habitacionales, es decir, 1.227 más que las registradas en el mismo periodo de 2013. “En los últimos doce meses se alcanzó un nivel de ventas de 150.500 viviendas, lo cual refleja un crecimiento anual de 11,5%”, de acuerdo con el sistema de información de Camacol, Coordenada Urbana.

Los ministerios de Hacienda y Vivienda señalaron que los cupos irán hasta que se agoten. Sin embargo, Henao no ha descartado la posibilidad de un nuevo paquete, según la demanda del mercado.

El nuevo Gobierno podría ampliar la cobertura que pide el gremio, lo que será clave para que la construcción no pierda la dinámica que mantuvo durante el año pasado.

Dos ferias de vivienda para ahorradores
La agenda para promocionar las viviendas para ahorradores (Vipa) seguirá hoy en Medellín y Armenia. Allí, el Ministerio de Vivienda presentará cupos para 4.973 familias que podrán comprar casa propia pagando mensualmente alrededor de $180.000, como parte de la política habitacional dirigida a hogares cuyos ingresos no superen los dos salarios mínimos. Los encuentros se realizarán en el Coliseo Carlos Mauro Hoyos, Medellín, y la Plaza de Bolívar, en Armenia.