.
INFRAESTRUCTURA Aprobación de licencias está liderada por los proyectos en el estrato 6
martes, 15 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co

En la importante dinámica del sector de la construcción que lidera Risaralda en el Eje Cafetero, se resalta que el estrato 6 de Pereira marca la pauta en licenciamiento con un total de 67.256 m2.

“La tierra en Pereira es muy valorizada, lo que hace subir un poco más el estrato. Seguramente tiene algo que ver que la mayoría del desarrollo del sector se está gestando hacia la zona de  Cerrito, donde  terrenos de hectáreas extensas y normalmente campestres, están siendo utilizados para planes parciales con fines de urbanización” señala Janeth Valencia, coordinadora de sala de Ventas de constructora Cúpula.

Este panorama, en el que el estrato 3 también entra a ocupar un importante segundo lugar con 61.881 m2 de las licencias de construcción, contrasta con el del estrato 4   de Dosquebradas, equivalentes a 42.047m2  y los en 15.901 m2 del estrato 2.

Al respecto Aleida Gómez, directora de ventas de  constructora Asul manifiesta que el ingreso de Dosquebradas es  mínimo, y el valor por m2 es mucho más económico, sumado a que la zona se caracteriza más por ser industrial. 

Según cifras de Camacol Caldas, durante el año 2013 con corte a el mes de julio, Pereira y  Dosquebradas presentaron un área aprobada de 325.606 m2 para construcción de edificaciones, registrando un crecimiento total de 11.1%, frente al mismo período de 2012. 

En cuanto a tendencias en el mercado, Luis Fernando Ossa, gerente de Gerenciar, afirma que “la gente busca proyectos que a parte de tener 3 alcobas, hagan parte de urbanizaciones integrales, con un entorno adecuado como exteriores con zonas comunes y parques verdes. Los consumidores  buscan un valor agregado que vaya más allá que la vivienda”.

Por su parte, Valencia asegura que en los últimos años las tendencias han estado marcadas por el auge en la propiedad horizontal, pues las familias ya se están reduciendo y no les interesa tanto una vivienda inmensa, sino que buscan un producto con condiciones muy buenas pero con espacio más reducido.

Finalmente, Ossa rescata que actualmente el tema de seguridad es una variable que los consumidores siempre analizan antes de tomar una decisión. “La familia prefiere ubicarse en condominios, mientras la gente de mayor edad no, porque son ruidosos”, concluyó.