RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Las acciones en Europa suben impulsadas por las acciones bancarias y de energía a la espera de una "ola azul" en Georgia

Diario Financiero - Santiago

Los inversionistas se centran en lo que sucede en el estado sureste de Estados Unidos: las elecciones senatoriales de Georgia. Esta votación dirimirá el control del Senado que está ahora en manos de los republicanos y si los demócratas consiguen los dos cupos permitiría que Joe Biden pudiera gobernar con mayor tranquilidad su programa de gobierno.

Los resultados preliminares arrojan que los dos candidatos demócratas están derrotando a los republicanos en las elecciones legislativas más caras en la historia de EEUU y que según el Center for Responsive Politics costaron US$ 800 millones.

Wells Fargo destacó ayer que en un informe de cierre de mercado que los inversionistas iban a estar concentrados en lo que pudiera suceder en Georgia y el posible surgimiento de una "ola azul" de ganar los demócratas.

Wall Street no se está tomando muy bien por el momento los resultados de las elecciones. Los principales indicadores en Nueva York operan sus futuros con valores mixtos.

El Nasdaq es uno de los que más pierde. El operador de Forte Securities indicó a Reuters que "estamos viendo una pequeña liquidación en los futuros de Nasdaq porque ahí es donde va a llegar la guerra absoluta en términos de lo que han dicho los demócratas sobre la división de las grandes tecnologías".

Los agentes del mercado señalan que una victoria demócrata en Georgia que dejaría el Senado de EEUU en posiciones iguales de fuerza y que relegaría a la futura vicepresidenta Kamala Harris a un rol importante en las decisiones para dirimir los empates, podría provocar un riesgo de mayores impuestos corporativos.

No obstante, el CIO de UBS Global Wealth Management, Mark Haefele, dijo en un informe "lo mejor que pueden hacer los demócratas es una división 50-50 en el Senado, y su grupo incluye a algunos moderados que no necesariamente votarían por todas las propuestas políticas de Biden".

Mientras que en Europa el escenario es distinto. Las principales plazas del Viejo Continente operan con ganancias sobre todo las acciones bancarias y de energía. Esto, pues los inversionistas esperan que ganen los demócratas en las elecciones senatoriales, lo que a juicio de los analistas de la zona euro podría significar mayores estímulos fiscales para la primera economía del mundo.

Bajo este escenario, el FTSE 100 de Londres se expande 1,89% y el IBEX 35 de Madrid avanza 1,66%. Un poco más atrás, el Euro Stoxx 50 sube 1,03%, el CAC 40 de París escala 0,92% y el DAX de Frankfurt se empina 0,91%.

En Asia las bolsas tuvieron una sesión mixta. Quienes avanzaron fueron el CSI 300 de China continental y el Hang Seng de Hong Kong, subiendo 0,92% y 0,15% respectivamente. Mientras que en la otra cara de la moneda estuvo el Nikkei de Tokio que cayó levemente 0,38%.