El sondeo mostró que los conservadores sumarían 368 lugares en el Parlamento, suficiente para alcanzar una amplia mayoría en el cuerpo de 650 legisladores

Reuters

El Partido Conservador del primer ministro Boris Johnson habría conseguido una mayoría de 86 escaños en la elección británica, lo que le daría el respaldo que necesita en el Parlamento para sellar el Brexit el 31 de enero, mostró el jueves un sondeo de boca de urna.

El sondeo mostró que los conservadores sumarían 368 lugares en el Parlamento, suficiente para alcanzar una amplia mayoría en el cuerpo de 650 legisladores. Los laboristas sumarían 191 escaños, el Partido Nacional Escocés 55 y los Liberales Demócratas 13.

Los resultados oficiales se conocerán dentro de las próximas siete horas.

En las últimas cinco elecciones nacionales, solamente una boca de urna dio un resultado equivocado: en 2015. En este caso, el sondeo fue de las cadenas BBC, ITV y Sky.

Si la apuesta de Johnson de llamar a una elección anticipada da los resultados que esperaba, se moverá rápidamente para ratificar el acuerdo del Brexit que firmó con la Unión Europea para que Reino Unido pueda salir del bloque el 31 de enero, 10 meses después de lo planeado inicialmente. Tras no haber materializado el Brexit en la fecha límite previa del 31 de octubre, Johnson convocó las elecciones para deshacer la parálisis política que ha obstaculizado el Brexit y ha minado la confianza en su economía.

Johnson, de 55 años y el rostro más conocido de la campaña a favor de salir de la UE en el referéndum de 2016, se presentó a las elecciones bajo el lema "Get Brexit Done", prometiendo poner fin al estancamiento y gastar más en salud, educación y seguridad.

Aunque el Brexit fue el tema dominante de las primeras elecciones del país que se realizan en un mes de diciembre desde 1923, la tortuosa salida de la UE ha hastiado, entusiasmado y enfurecido a los votantes, al tiempo que ha erosionado las lealtades a los dos grandes partidos.

Una mayoría permitiría a Johnson sacar al país del club al que se unió en 1973, pero el Brexit aún estaría lejos de culminarse, ya que se iniciaría la ingente tarea de negociar un acuerdo comercial con la UE en un plazo autoimpuesto de 11 meses.

Después del 31 de enero, Reino Unido entraría en un período de transición durante el cual negociaría una nueva relación con los 27 de la UE. Se ha comprometido a hacerlo antes de que acabe 2020.

Reino Unido votó en 2016 a favor del Brexit con un 51,9% a favor de la salida y un 48,1% para permanecer. Sin embargo, el Parlamento se ha visto inmerso en una parálisis sobre el proceso desde la fallida apuesta de elecciones anticipadas de la ex primera ministra Theresa May en 2017