.
GLOBOECONOMÍA Pánico en monedas emergentes obliga a bancos centrales a tomar medidas
viernes, 24 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

Los bancos centrales en el mundo en desarrollo intervenían el viernes en los mercados cambiarios para intentar estabilizar monedas que se depreciaban rápidamente en una ola de ventas en países emergentes.

Por factores internos y externos, básicamente la inquietud en torno a la economía china y los posibles nuevos recortes del alivio monetario de la Reserva Federal en Estados Unidos, se desplomaron esta semana monedas de economías emergentes, desde el peso argentino a la lira turca y el rublo ruso.

En un esfuerzo por frenar la fuerte devaluación de su moneda, el Gobierno argentino decidió sorpresivamente el viernes flexibilizar su estricto control cambiario después de que el peso sufrió en la víspera su peor desplome desde la crisis financiera del 2002.

Entre las medidas, el Gobierno anunció que desde el lunes los argentinos podrán comprar divisas para el ahorro, mientras que se reducirá al 20% desde el 35% el impuesto que se paga localmente para adquirir monedas extranjeras.

En tanto, la lira turca alcanzó mínimos históricos, pese a una intervención en la sesión previa por un monto estimado en unos US$3.000 millones.

El rublo ruso y el rand sudafricano, mientras tanto, se debilitaban a niveles no vistos desde la crisis financiera del 2008-2009.

"Es una debilidad general de esas monedas de mercados emergentes -rublo, rand, lira- donde el mercado tiene una visión de que el banco central no actuará en forma apropiada ante la debilidad del mercado", comentó Ulrich Leuchtmann, jefe de estrategia cambiaria en mercados emergentes del banco Commerzbank en Fráncfort.

El peso argentino y la lira turca son sólo dos de varias monedas afectadas por la preocupación de los inversores con China y con la reducción de los estímulos en Estados Unidos, esperados para este mes, que probablemente influirán en el flujo de inversiones hacia economías emergentes.

Entre los bancos centrales que se cree que han intervenido el viernes para defender a sus monedas están los de India, Taiwán y Malasia. Rusia nuevamente movió la banda cambiaria del rublo tras vender divisas en efectivo por US$350 millones.

Sin embargo, no se notaba mucho alivio. La rupia india , el real brasileño, el rublo ruso y el rand sudafricano se debilitaban más de un 1 por ciento frente al dólar. La moneda rusa también alcanzó un mínimo récord frente al euro.

"Creo que podríamos ver algunas acciones de bancos centrales, intentarán frenar la ola de ventas (...) Es improbable que puedan estabilizar las monedas", dijo Lars Christensen, analista jefe de mercados emergentes en Danske Bank, en Copenhague.

Christensen dijo que la debilidad cambiaria finalmente ayudaría a impulsar el crecimiento, pero mientras tanto, el dolor sería intenso.

"Si eres un inversor en mercados emergentes, estás viendo mucha presión en tus posiciones", explicó.

Y los inversores huyen: casi US$4.000 millones han salido de fondos de capital de mercados emergentes en lo que va del año.

En la semana hasta el 22 de enero, los fondos de mercados emergentes perdieron US$2.400 millones en su decimotercera semana consecutiva de pérdidas, dijeron bancos, citando datos de EPFR Global divulgados a clientes el jueves por la tarde.  

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Energía 02/08/2021 Las plantas nucleares obtendrán una línea de US$6.000 millones en acuerdo en EE.UU.

Joe Biden respalda la propuesta que se debate en el Congreso, que hace parte del paquete de infraestructura de US$550.000 millones

Salud 03/08/2021 Wuhan hará tests a sus 12 millones de habitantes ante propagación de variante Delta

No se habían reportado casos locales de coronavirus desde mediados de mayo del año pasado. El lunes se confirmaron tres casos de Delta

Industria 03/08/2021 Por la pandemia, la lista Fortune Global 500 se contrajo por primera vez en cinco años

En la edición de 2021, la estadounidense Walmart volvió a liderar el ranking de las 500 compañías que más ingresos registraron

MÁS GLOBOECONOMÍA