La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El dimisionario presidente del Gobierno, Mario Monti, asegura que no será "candidato en las listas porque soy senador vitalicio", pero matiza que "si algunas fuerzas políticas manifiestan el propósito de presentarme después como presidente del Ejecutivo, evaluaré la cosa y podré decir que sí".

No obstante, se muestra disponible "a ser guía" de las fuerzas políticas que apoyen su agenda programática en las próximas elecciones. "Estoy dispuesto si se me pide, asumirme la responsabilidad", agregó Monti, durante la rueda de prensa de fin de año. En este sentido, Monti asegura que su nombre no aparecerá en el símbolo de ningún partido político, ya que no quiere dar lugar a enfrentamientos.

El excomisario europeo explicó que no busca presentarse con uno o con otro partido sino que quiere que sean las fuerzas sociales que acojan sus ideas. Sobre esto, Monti anunció que presentará en breve un documento programático bajo el título "Cambiar Italia. Reformar Europa por un empeño común", que contiene algunos puntos sobre lo que se tiene que hacer en Italia para no volver a caer en la emergencia.

Monti llamó a los partidos políticos a no caer en prometer "ilusiones" en la próxima campaña electoral y afirmó que hay dos cosas que pueden desbaratar todo lo que se ha hecho: "No seguir las líneas guía de Europa" y "quitar el IMU". "Habrá que trabajar con paciencia para ser más creíbles en Europa y para tener más peso en Europa y esto ha ocurrido en 2012", dijo Monti.

Sobre el impuesto sobre la primera casa (IMU), que el líder del Pueblo de la Libertad (PDL), Silvio Berlusconi, ha prometido quitar si gana las elecciones, Monti aseguró que será algo equivocado, ya que los próximos Ejecutivo lo tendrán que volver a reintroducir y esta vez dobles para recoger más fondos.