El presidente de Venezuela, Juan Guaidó, es nuevamente bloqueado antes de llegar a la sede del poder legislativo

Reuters

El líder opositor Juan Guaidó desafío el martes los cordones militares y volvió a la sede de la Asamblea Nacional de Venezuela, para dirigir una sesión legislativa en un nuevo capítulo en la lucha de poderes con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El choque por la presidencia del cuerpo legislativo se desató el domingo, cuando el oficialismo designó como jefe del Congreso a un diputado expulsado de la oposición. Pero Guaidó logró ser reelegido ese mismo día por 100 votos, de 167 votos posibles, en una sesión realizada en otro lugar de Caracas.

El control de la Asamblea es clave en la crisis política venezolana, porque es la única instancia institucional en la que opera la oposición y que está fuera del dominio del Gobierno de Maduro.

En una rápida sucesión de incidentes, Guaidó arribó en camioneta a las cercanías del parlamento y caminó junto a decenas de diputados opositores hacia una de las entradas del edificio, donde fue frenado por militares antimotines.

Los opositores lograron penetrar la barrera y subir hasta el podio, que poco antes estaba en manos de Luis Parra, el diputado designado por el oficialismo.

Parra y un grupo pequeño de personas salieron corriendo del salón de sesiones minutos antes del ingreso de Guaidó, según testigos Reuters.