.
GLOBOECONOMÍA Masiva protesta en todo Brasil para pedir la destitución de Dilma
lunes, 17 de agosto de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Las principales concentraciones se registraron en San Pablo, Rio de Janeiro y Brasilia, además de las otras capitales estaduales y fueron organizadas por los movimiento Brasil Libre, Ven para la calle y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), la mayor agrupación opositora al gobierno.

Aunque la policía calculó alrededor de 350.000 en la principal avenida paulista, según la empresa Datafolha, hubo alrededor de 135.000 personas, que de todas formas llenaron diez cuadras de manifestantes. Las otras grandes concentraciones se movilizaron en la playa de Copacabana carioca y en la capital del país.

Bajo un amplio operativo policial, vestidos de verde y amarillo y al grito de "¡fuera Dilma!", "¡fuera Lula!" y "¡fuera PT!", la población demostró su indignación por la corrupción en el caso Petrobras y reclamó cárcel para los principales involucrados, incluida la mandataria del país.

Las protestas también tuvieron como blanco al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, fundador del PT, antecesor y padrino político de Rousseff, a quien los manifestantes representaron con enormes muñecos que vestían trajes a rayas de presidiario y tildaron en sus pancartas de "jefe" de la corrupción en Petrobras.

También se notó el apoyo al juez federal Sergio Moro, responsable de la denominada "Operación Lava Jato", que investiga la corrupción en la estatal Petrobras por una cifra de u$s 2.000 millones de dólares en la última década.

La crisis económica, que marca para este año una contracción del PBI en torno al 1,5 %, según las proyecciones del Gobierno, fue otro de los temas convocantes.

Según el principal referente de la oposición y ex candidato a la presidencia, Aécio Neves -fue la primera vez en que las protestas tuvieron el respaldo explícito de un partido político-, la fuerza de la población en las calles serán un gran obstáculo para el gobierno. "Basta de tanta mentira, corrupción y desprecio al pueblo brasileño", reclamó desde Belo Horizonte y dijo que "Brasil va a encontrar su camino por la fuerza de su gente, por las manifestaciones que están ocurriendo por todos lados. No importa el tamaño de la manifestación porque la indignación hoy es enorme, mayor que en la época de las elecciones, pero Brasil es mucho más fuerte que todo. No sé cómo hará el gobierno para superar toda esta movilización".

También se sumaron a las protestas algunos miembros del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que integra la coalición de Gobierno y lidera el vicepresidente Michel Temer, lo cual revela la crisis de la base de apoyo a Rousseff.

Todas las encuestas aseguran que la mayoría de los brasileños desean la destitución de la presidenta, cuyo nivel de aprobación está en el 8%, aunque nadie tiene demasiado claro cual es el camino a seguir luego.

Dilma Rousseff siguió la jornada desde su residencia en el Palacio de la Alvorada junto a su gabinete para evaluar el peso del evento y definir los próximos pasos a seguir. El ex presidente Lula le recomendó recorrer más el país y estar en contacto con la gente.

Según Datafolha el porcentaje de brasileños que estiman que su Gobierno es "malo" o "muy malo" llegó a un 71%.

Aunque el malestar social crece, la semana pasada Dilma sumó el apoyo clave del Senado, de parte del titular de la Cámara alta, Renán Calheiros, para descartar dar curso al pedido de juicio político pedido por la oposición.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Salud 15/06/2021 China descalifica teoría que de covid salió de un laboratorio, EE.UU. pide transparencia

Las dos mayores economías del mundo están enfrentadas en cuestiones que van desde el comercio hasta los derechos humanos

Estados Unidos 15/06/2021 Shopify abrirá su sistema de pago de comercio electrónico con Google y Facebook

A través de Facebook o propiedades de Google, como Instagram, YouTube o Google Maps, se podrán pagar compras con Shop Pay

Laboral 12/06/2021 Residentes de Moscú reciben orden de no acudir al trabajo para combatir el Covid-19

El alcalde de la capital rusa, Sergei Sobyanin, anunció la decisión preventiva que tendrá vigencia desde el 15 hasta el 19 de junio

MÁS GLOBOECONOMÍA