RIPE:
ELOBSERVADOR

Esto se dio a conocer por una reciente encuesta realizada por la firma Lazard durante fines de mayo y principios de junio

El Observador - Montevideo

Casi tres de cada cuatro ejecutivos de la salud e inversores creen que una vacuna efectiva para el coronavirus no estará disponible hasta al menos la segunda mitad de 2021, según una encuesta realizada por la encuestadora Lazard durante fines de mayo y principios de junio, que publica una columna de Bloomberg.

La encuesta incluyó 184 ejecutivos y 37 inversores de productos farmacéuticas y biotecnológicos, tecnología médica y servicios de cuidados de salud, que representan a muchas de las compañías de salud más grandes del mundo, como también a pequeñas compañías públicas y privadas y a prominentes firmas de inversión.  Dos tercios de los líderes de la industria cree que la pandemia continuará en el segundo semestre de 2021 o incluso más adelante.

La mayoría de estos expertos de la salud creen que probablemente pasará más de un año o dos para que exista un efectivo tratamiento del covid-19, si es que alguna vez se materializa. Estos líderes creen, a su vez, que luego de la pandemia habrá una atención más eficiente de los pacientes. Esperan que el uso de la telemedicina, el control remoto de los pacientes y la atención en el hogar sean más frecuentes.

Esta columna expresa que más allá de que la industria esté intensamente enfocada en encontrar una vacuna anticoronavirus y esto puede apurar los plazos de desarrollo, existen obstáculos para los científicos y técnicos en la creación de vacunas, así como desafíos de logística y de fabricación.

Estos obstáculos explican por qué las compañías biofarmacéuticas solo desarrollaron siete vacunas verdaderamente novedosas en los últimos 25 años, dice el artículo firmado por autoridades de la encuestadora.

Sin embargo, este lunes hubo avances significativos en las investigaciones para encontrar una vacuna contra el covid-19. Dos ensayos arrojaron una luz de esperanza en el combate global contra la pandemia, que se acelera en África, continente que hasta ahora había sido afectado levemente.

Dos proyectos de vacuna, uno británico y el otro chino, demostraron ser seguros para los pacientes y produjeron una respuesta inmunitaria importante, según resultados de los ensayos clínicos publicados en la revista médica The Lancet.

Uno de los proyectos fue desarrollado por la Universidad de Oxford en asociación con AstraZeneca, y el otro en Wuhan (China) por investigadores de varios organismos con financiación del grupo de biotecnología CanSino Biologics. Los ensayos, sin embargo, están aún en una fase preliminar y se precisan pruebas sobre más participantes antes de su aplicación a gran escala en el combate a la pandemia, que deja a nivel global más de 608.000 muertos y 14,6 millones de infectados desde finales de diciembre, según el balance más reciente de AFP, basado en fuentes oficiales.

Lea la nota original aquí