El gas repuntó el lunes junto con el crudo después de que la producción petrolera de Arabia Saudita se redujera a la mitad

Bloomberg

El gas natural de Estados Unidos puede ser el que resulte afectado debido a que los crecientes precios del petróleo hacen que los explotadores eleven la producción de los campos de shale.

El efecto secundario de extraer más petróleo es la emanación de gas adicional de los pozos como subproducto en un mercado ya saturado del combustible para hornos y centrales eléctricas, dijeron en un informe analistas encabezados por Samantha Dart, en Nueva York.

"Un aumento sostenido en los precios del crudo podría finalmente tener un impacto bajista en los balances de gas natural", escribieron los analistas.

Sin embargo, la posibilidad de una ola de nuevos suministros aún no afecta al mercado. El gas repuntó el lunes junto con el crudo después de que la producción petrolera de Arabia Saudita se redujera a la mitad debido a un devastador ataque con drones.