Los exmandatarios afirmaron que no respeta el espíritu del compromiso del propio presidente Eisenhower

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Después de que el gobierno de Estados Unidos nominara un candidatos de este país para la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), algunos de los expresidentes de América Latina pronunciaron su descontento, pues afirman que esto rompería los protocolos y tradiciones.

En la carta firmada por Fernando Henrique Cardoso, ex presidente de Brasil; Ricardo Lagos, ex presidente de Chile; Julio María Sanguinetti, ex presidente de Uruguay; Juan Manuel Santos, ex presidente de Colombia, y Ernesto Zedillo, ex presidente de México, afirmaron que esto implicaría "una ruptura de la norma no escrita, pero respetada desde su origen, por la cual el BID, por razones, entre otras, de eficiencia financiera, tendría su sede en Washington, pero a cambio siempre estaría conducido por un latinoamericano".

Asegurando que ese fue el compromiso realizado por el presidente Eisenhower en el discurso que dio en las Naciones Unidas en agosto de 1958, donde afirmó que esta medida sería "para que esta institución tenga éxito, la función de liderarla debe pertenecer a los países latinoamericanos".

La tradición también ha mostrado que la vicepresidencia  siempre ha estado en manos de un ciudadano de Estados Unidos.

En el documento también resaltan que desde 1960 la entidad ha desarrollado sus tareas con "diligencia y alta comprensión de
las condiciones de la región", por diligencia de los diversos presidentes que ha tenido como el chileno Felipe Herrera (1960-1970), el mexicano Antonio Ortiz Mena (1970- 1988), el uruguayo Enrique Iglesias (1988-2005), y el colombiano Luis Alberto Moreno, del 2005 a la fecha.