Datos publicados en julio mostraron que la vacuna generaba sólidas respuestas inmunes en adultos de hasta 40 años

Bloomberg

La Universidad de Oxford confirmó que la vacuna contra el covid-19 que está desarrollando en conjunto con AstraZeneca Plc produjo sólidas respuestas inmunes en adultos mayores en un estudio preliminar, y se espera que los hallazgos clave de la última fase de pruebas se conozcan en las próximas semanas.

Los resultados, publicados el jueves en la revista médica The Lancet, arrojan más luz sobre datos preliminares publicados en los últimos meses que muestran que la vacuna experimental generó una respuesta inmune en los ancianos, que son quienes están en mayor riesgo de desarrollar un cuadro grave de la enfermedad.

“Este es un paso muy importante, porque la gran preocupación con cualquier vacuna es que no funcione tan bien en las personas mayores”, dijo Richard Horton, editor en jefe de The Lancet, en una entrevista con Bloomberg Televisión. Los datos son “otro ladrillo de la casa que estamos intentando construir para esta vacuna”.

Los investigadores aún esperan los resultados de los ensayos de fase avanzada que mostrarán si la vacuna puede alcanzar el alto nivel mostrado por los favoritos de la carrera, Pfizer Inc. y Moderna Inc. La lectura de datos de Astra-Oxford se producirá después de que hayan alcanzado 53 casos confirmados de covid-19 en el ensayo, dijo en una conferencia de prensa Andrew Pollard, investigador encargado del ensayo de Oxford.

Pollard también dijo que Astra y Oxford publicarán los resultados de “alto nivel” de los ensayos inmediatamente después de que pasen el nivel de referencia de contagios, seguido de un análisis de datos más detallado y revisado por pares en una revista científica semanas después.

Las últimas dos semanas se han conocido muchas noticias prometedoras sobre las vacunas. Pfizer, en colaboración con la alemana BioNTech, anunció el miércoles que su vacuna tuvo una efectividad de 95% en un análisis final de datos del ensayo, lo que allana el camino para que la compañía solicite una aprobación regulatoria en EE.UU. La vacuna de Moderna se muestra igualmente efectiva.

Los resultados del estudio de fase 2 de Oxford muestran que la vacuna es mejor tolerada en personas mayores y que produce una respuesta inmune similar en adultos mayores y jóvenes.

En el estudio participaron 560 adultos, incluidos 240 mayores de 70 años. Los pacientes mayores han sido los más afectados por la pandemia, y la gran mayoría de las muertes se produjeron en mayores de 60 años. Datos publicados en julio mostraron que la vacuna generaba sólidas respuestas inmunes en adultos de entre 18 y 55.

“Inducir respuestas inmunes sólidas en adultos mayores ha sido un desafío de larga data”, escribió en un comunicado Angela Minassian, investigadora de Oxford. “Mostrar que la tecnología de esta vacuna es capaz de inducir esas respuestas -en el grupo etario con mayor riesgo de desarrollar un cuadro grave de covid-19- brinda la esperanza de que la eficacia de la vacuna será similar en adultos más jóvenes y mayores”.

Oxford espera para las próximas semanas los resultados de los ensayos de fase final sobre la eficacia de la vacuna. La distribución y el movimiento antivacunas son ahora los desafíos.