La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Si bien el 2012 termina con un incremento de facturación del 25%, altísimas ventas y US$$163 millones de inversión, no fue un año del todo positivo o para recordar para el grupo Carrefour. De hecho, sus ejecutivos admitieron que para vender más que en 2011, hubo que realizar esfuerzos adicionales y mayores sacrificios.

Reconocen, aunque sin decirlo abiertamente, que el consumo ya no crece a ritmos como los de otros años y que se sostiene gracias a las ofertas. No fue un año de crecimiento de la rentabilidad, aunque el consumo se ha sostenido y también se va a sostener el año que viene, aseguró Daniel Fernández, presidente de Carrefour Argentina. Según su visión, fue un año de los más exigentes.