.
BOLSAS Estas fueron las mejores y las peores inversiones bursátiles y no bursátiles de 2021
viernes, 31 de diciembre de 2021
RIPE:
EXPANSIÓN

Criptomonedas, materias primas y bolsa han brillado entre los activos más revalorizados. Pero hay destacadas excepciones bajistas

Expansión - Madrid

La diversidad y complejidad de los mercados impide completar un año redondo en todos los ámbitos. La recuperación económica emprendida desde los peores momentos de la pandemia del pasado ejercicio ha generalizado las subidas en la mayoría de los mercados.

Criptomonedas, materias primas y Bolsa han brillado entre los activos más revalorizados. Pero entre las excepciones bajistas destacan activos como el conjunto de la renta fija, la renta variable de China, la mayoría de las divisas y los metales preciosos.

Bolsa

Desde el punto de vista bursátil, 2021 se ha cerrado con revalorizaciones muy superiores a las habituales. Las firmas de inversión tienden a marcarse como objetivo rentabilidades próximas a los dobles dígitos. Esta vez los índices más representativos de Europa y Estados Unidos han compartido subidas que oscilan entre 20% y 30%. El S&P 500 ha escalado 27%, por 22% del índice paneuropeo Stoxx 600.

Las subidas más vertiginosas a nivel global se han concentrado una vez más en pequeños mercados emergentes, si bien los porcentajes sufren severos ajustes si se ajustan en términos de dólar y de inflación. Venezuela, con un 344% de avance, lidera este ranking, según los datos recopilados por Refinitiv, por delante de Zimbabue (+309%). Más lejos quedan los mercados de Sri Lanka (+80%), Abu Dhabi (+68%) y Argentina (+63%).

El ATX de Austria, con 39% de revalorización, encabeza las subidas entre los índices nacionales europeos más representativos. En el extremo opuesto destaca el Ibex(+8%), el más rezagado de Europa, y a la cola también en el ranking global.

Las subidas predominantes en la renta variable mundial no han evitado correctivos contundentes como el 14% sufrido por un índice de la dimensión del Hang Seng de Hong Kong. La cruzada del Gobierno chino contra las grandes tecnológicas ha pasado factura a una de las principales Bolsas asiáticas, la de Hong Kong. El Bovespa brasileño, con -12%, precede en este ranking al índice CSI 300 de China, desinflado 5% en el año. El intervencionismo de las autoridades de Pekín, el castigo a las tecnológicas y la crisis de las inmobiliarias han descolgado de las subidas a la renta variable china.

Criptomonedas y bonos, cara y cruz

El balance espectacular que deja el comportamiento del conjunto de la renta variable mundial en 2021 contrasta con el resultado aciago con el que despide el año un mercado más defensivo como el de bonos. Los niveles históricos de inflación en las principales economías y el inicio del nuevo ciclo de subidas de los tipos de interés han desinflado el precio de la renta fija, que evoluciona de manera inversa a su interés.

El correctivo alcanza 4,8% en el mercado global de bonos, tomando como referencia el índice Bloomberg Barclays Aggregate Bond Index, un balance que convierte a 2021 en el peor año desde 1999 para el conjunto de la renta fija.

La renta variable se ha beneficiado de esta oleada de desinversiones procedente de la renta fija. Pero no ha sido el único mercado en captar inversiones millonarias. La incesante entrada de inversores institucionales en el mercado de criptomonedas ha provocado, entre otros hitos, que ninguna de las 25 mayores divisas digitales cierren 2021 con un balance negativo en su cotización.

El bitcoin se ha revalorizado 65%, a pesar del correctivo de los últimos meses, y su mayor rival, ethereum, ha elevado este porcentaje hasta 420%. Otras criptomonedas de menor dimensión han logrado subidas estratosféricas. Siete de las 25 mayores divisas digitales han superado el 1.000% de rally.

Materias primas vs divisas

Prácticamente el único mercado tradicional que ha podido rivalizar en el apartado de rentabilidades con criptomonedas como el bitcoin ha sido el de materias primas. La recuperación económica mundial y los problemas de suministro han disparado los precios de las commodities, hasta el punto de desencadenar una crisis energética.

El precio del gas cierra 2021 con un rally de 295%, de acuerdo con los contratos de futuros en Europa. Y este porcentaje podría haber sido muy superior aún de no ser por el desplome de 58% registrado en las diez últimas jornadas del año, desde los máximos alcanzados el pasado 21 de diciembre.

La subida tan vertical del gas provocó a su vez un trasvase de la demanda hacia fuentes alternativas como el petróleo y el carbón. En pleno proceso global de descarbonización el ejercicio 2021 convierte al carbón en uno de sus activos estrella. Su cotización se ha disparado 99% en 12 meses.

El petróleo, al igual que el carbón, ha alejado con creces las sombras de un posible declive por el proceso de descarbonización. En 2021 la cotización del barril de Brent, de referencia en Europa, se ha revalorizado 53%. El avance ha sido más contundente aún, de 57%, en el barril tipo West Texas, de referencia en Estados Unidos. El repunte de la demanda en plena reactivación de la economía mundial y los recortes de producción aplicados por los países de la OPEP+ han elevado las presiones alcistas sobre el precio del crudo.

El difícil equilibrio también entre oferta y demanda ha impulsado los precios de los metales industriales. Cotizaciones como las del aluminio, el níquel y el cobre comparten subidas que oscilan entre 23% y 30%. En el caso de las materias primas agrícolas, los avances se han situado en niveles similares o incluso superiores, como es el caso del algodón, disparado 47%. El maíz y el trigo han superado el 20% de ganancia, y la tendencia alcista ha pasado prácticamente por alto en la soja (+3%).

La única excepción al rally alista vivido este año por el mercado de commodities tiene como origen los metales preciosos. La sólida recuperación de los mercados financieros en 2021 ha reducido su atractivo como activos refugio, y la revalorización del dólar ha hecho mella también en sus cotizaciones. El oro ha cerrado el año con pérdidas de 5%, su peor balance anual desde 2015. La plata ha sufrido caídas más acusadas, de 13%, y el platino de 10%.

Materias primas como el petróleo han logrado esquivar en su rally las presiones bajistas procedentes de la revalorización del dólar, la divisa que monopoliza el mercado de commodities. La moneda estadounidense ha sellado, contra pronóstico, su mejor año desde 2015.

Solo el yuan, entre las principales divisas mundiales, ha conseguido salir reforzado frente al dólar en 2021. La divisa china se ha revalorizado 2%. La libra británica, con el impulso final de la subida de tipos adoptada por el Banco de Inglaterra, ha minimizado sus caídas al 1%. El euro, en cambio, ha perdido 7% frente al dólar, y el yen japonés se ha desinflado 11%.

La fortaleza del dólar ha agravado si cabe las caídas en las divisas emergentes más débiles. Al frente del ranking de las más castigadas sobresale la lira turca. La divisa se ha convertido en una de las inversiones más bajistas en un año, 2021, caracterizado por las subidas. A pesar del brusco rebote de fin de año, la lira turca cierra el ejercicio con un desplome de 44% frente al dólar. El intervencionismo del Gobierno y la estrategia a contracorriente de rebajar drásticamente los tipos de interés del país, a pesar de los elevados niveles de inflación, han provocado la desconfianza de los inversores. El peso argentino, con 18% de caída, se cuela entre las divisas más penalizadas.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Salud 16/01/2022 Austria comenzará a multar a los no vacunados en marzo según el canciller Nehammer

Las personas que no estén dispuestas a recibir las dosis requeridas enfrentarán multas de hasta 3.600 euros (US$4.108 dólares)

Tecnología 13/01/2022 Microsoft habría dejado de fabricar las consolas de Xbox One, según medio The Verge

Pese al auge de los videojuegos durante la pandemia, la escasez de chips ha causado retrasos en la entrega de estos productos

Energía 13/01/2022 Precio del crudo se mantiene cerca de US$85 por barril por panorama de la demanda

Los precios del petróleo subieron más de 50% en 2021 y algunos analistas esperan que esta tendencia continúe este año

MÁS GLOBOECONOMÍA