Berkshire Hathaway, consejero delegado de la holding ve altos los precios de las empresas con buenas perspectivas a largo plazo

Diario Expansión - Madrid

Warren Buffett, consejero delegado del conglomerado estadounidense de inversiones Berkshire Hathaway, publicará su tradicional carta a los accionistas en unos días. Se trata de un documento que el mercado espera con avidez y en el que el financiero da pistas sobre gestión e inversiones. Este año, no obstante, puede que Buffett tenga también que dar explicaciones sobre la decepcionante trayectoria de Berkshire en Wall Street.

La compañía, que invierte en las empresas norteamericanas cotizadas más relevantes, apenas se revalorizó un 10% en Bolsa en 2019, frente a 29% del S&P 500. La apatía de la acción provocó que Berkshire pasara del quinto al séptimo puesto en el ránking de las firmas más valiosas, por detrás de Facebook y Alibaba.

Los analistas consideran que la compañía de Buffett está infravalorada en Bolsa y calculan un potencial superior a 10%. Pero, antes, debería salir del estancamiento inversor en el que se encuentra. Berkshire lleva sin hacer una operación relevante desde hace meses y los altos precios de los activos anticipan pocos movimientos a corto plazo, ante la tendencia conservadora de Buffett para invertir.

Según aseguró el Oráculo de Omaha en su carta de 2019: "Esperamos trasladar gran parte de nuestro exceso de liquidez a negocios que Berkshire tendrá de forma permanente. Sin embargo, las perspectivas inmediatas para ello no son buenas. Los precios son altísimos en las empresas con perspectivas decentes a largo plazo", admitió Buffett. "Sin embargo, seguimos esperando una adquisición del tamaño de un elefante".

Como consecuencia, Berk-shire cuenta ya con una caja de US$130.000 millones que no encuentra destino. El último informe de participadas del conglomerado, presentado a la SEC (el regulador de los mercados estadounidenses) la semana pasada, no presenta grandes cambios. Berkshire está presente en una cincuentena de cotizadas y su cartera se valora en US$242.000 millones a diciembre de 2019, un 13% más que tres meses antes. Pese a la diversificación de las inversiones, estrategia que Buffett considera esencial, más de dos terceras partes de su apuesta están en manos de Apple, Bank of America, Coca-Cola, American Express y Wells Fargo.

Sucesión
El mercado espera, además, que la carta de Buffett dé alguna pista sobre la sucesión en la compañía. El financiero cumple 90 años en agosto. En 2018 nombró a Ajit Jain y Gregory Abel como consejeros y vicepresidentes de Berkshire, respectivamente. Jain se convirtió en responsable del área de seguros y Abel se encarga de supervisar el resto de los negocios, lo que permite a Buffett y a su socio Charlie Munger centrarse en inversiones y asignación de capital.