RIPE:
DIARIO FINANCIERO

El banco cree que el impacto global positivo comenzará el segundo semestre de 2021, en la medida que se alcance la inmunidad de grupo

Diario Financiero

Un rol clave en la recuperación de la economía en 2021 tendrá la vacuna contra el coronavirus, señala el Banco Central de Chile en uno de los recuadros del Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre.

Tanto así, que la velocidad y la magnitud de la expansión del Producto estará condicionada a "la rapidez" del proceso de inoculación, de acuerdo con el recuadro especial que se dedica en el reporte.

Si bien el banco reconoce que en la mejoría de la actividad habrá otros componentes, como la celeridad con que las restricciones sanitarias se vayan relajando y las personas adecuen su comportamiento junto el ritmo de normalización de las confianzas de empresarios y consumidores.

El escenario base de este IPoM asume que el proceso de inmunización al covid-19 comenzará en algunos países en lo que queda de este año y que la mayor parte ocurrirá en el próximo.

En específico, para Chile se toma como sustento el anuncio del Gobierno de que durante el primer trimestre de 2021 comenzarán las inyecciones y se espera alcanzar un universo de 15 millones de personas.

"El gobierno tiene contratos firmados y pre-firmados con cinco laboratorios distintos, entre los que destacan los antes mencionados Pfizer y AstraZeneca", señala el informe, poniendo el acento en que son parte de los tres laboratorios que han demostrado una eficacia del 90% y 70%.

Con este panorama, la inmunidad de grupo -que permite prevenir que las personas no vacunadas se contagien- es el paso crucial que asegura un retorno a la actividad sin restricciones de movilidad y se asume que el impacto económico que favorecerá al crecimiento se dará en algunas economías a partir del segundo semestre del próximo año, mientras que durante 2022 se alcanzará de manera más generalizada.

El análisis en el IPoM destaca que mientras no se dé la inmunidad de grupo los rebrotes siguen condicionando la recuperación económica de los países, pero destaca que el daño será en menor magnitud al que ocasionó en el inicio de la pandemia.

“Mientras tanto, rebrotes como los observados recientemente en Europa y EE.UU. ralentizarán la recuperación mundial, aunque con un impacto significativamente menor que a comienzos de año”, señala el informe.