.
GLOBOECONOMÍA Corea del Sur y Francia son los países que más ganaron tras ser sedes del Mundial
viernes, 4 de julio de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

No es casualidad que la economía de Francia creciera 3,40% en 1998 cuando fue anfitrión de la Copa Mundial de Fútbol de la Fifa y que Argentina lo hiciera en 7,90% cuando se hizo campeón en 1986. De hecho, un estudio de la Federación calcula que para Brasil el beneficio acumulado será de 0,4% en los próximos cinco años.

Si bien el campeonato como tal tiene una duración de apenas un mes, el país sede debe prepararse con años de anterioridad y los gobiernos tienen que asumir millonarias inversiones en adecuación de infraestructura, principalmente. En el caso de Brasil, por ejemplo, ya supera los US$65.000 millones.

Sin embargo, la preocupación es si a largo plazo el tan cuestionado gasto puede impulsar la economía.

Según César Ferrari, docente de Economía de la Universidad Javeriana, antes de un Mundial hay una movilización de recursos muy grandes principalmente debido a la llegada de siete millones de turistas este año.

“La inversión en infraestructura ha dinamizado el sector de la construcción y jalonado su empleo, eso tiene un impacto en la economía pero temporal”, explica el académico.

Es así como en el tiempo los efectos de industrias como esta se van disminuyendo, diferente a lo que pasa con el turismo que aunque no continúe con los mismos flujos migratorios “induce a las personas a viajar de nuevo, hay una concatenación de efectos futuros”, dice Ferrari.

José Manuel Restrepo, rector del Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa), afirma que el impulso económico arranca con el gasto público en vías, aeropuertos, estadios y logística, una dinámica que se complementa en a medida en que atrae gente. “La sola llegada de los turistas genera tráfico en la economía”. Y coincide con Ferrari en que esta mecánica tiene un efecto en la imagen internacional de un país, “se vuelve un punto de referencia y eso tiene un valor muy importante”.

Esa ganancia se puede explotar en negocios como las exportaciones. “Si no se hace así el crecimiento solo será luz de un día”.

Restrepo indica que cuando una nación toma la decisión de postularse para el evento deportivo debe entender que es un megaproyecto que más que tener un impacto nacional va a beneficiar a determinadas ciudades.

“Esos efectos son casi inmediatos, pero el éxito está en cómo se maneje esa infraestructura”, destacó el rector recordando la exitosa experiencia con los Juegos Olímpicos de Londres o Barcelona, donde “los estadios fueron nuevas plataformas para desarrollar otros negocios”.

Jorge Restrepo, docente de Economía de la Universidad Javeriana, mencionó el caso de Grecia donde la ejecución de esos dineros estuvo manchada por corrupción. También encuentra que es clave la forma en que se financie el gasto.

“Al rededor de las obras públicas también hay ineficiencia por lo que no se llega al valor agregado”, manifiesta el experto cuando se le pregunta por la capacidad de renovación del aspecto mismo de una ciudad tras los eventos, un hecho que considera clave en pro de las regiones deprimidas de un país.

El economista y administrador del portal Econcifras, Rodrigo Tejada, asegura que el impacto positivo en los países organizadores se ve reflejado sobretodo en la contribución al PIB y generación de empleo, más allá del impulso (también importante) sobre la actividad comercial que se sienten uno o dos años antes del evento y en el trimestre mismo en que se lleve a cabo.

Según Tejada, en el fondo el estímulo por lo general es “de una sola vez, ya que no se está modificando de forma estructural el aparato productivo del país y, por ende, la capacidad de incrementar su potencial de crecimiento en el largo plazo”.

Los países que se han llevado la Copa del Mundo también resultan cobijados por el efecto. Para estos casos el aporte viene principalmente del comercio local pues el desempeño a lo largo de cada etapa acerca y aumenta la hinchada nacional.

Son destacables en ese sentido los crecimientos de Alemania en el Mundial Italia 1990 (5,30%) y Brasil en Estados Unidos 1994 (5,30%). Sin embargo, a países como España que en 2010 sufría por la recesión, no le sumaron.

Atraso en las obras públicas
Aeropuertos operando por encima de su capacidad y operarios ultimando detalles en los estadios fueron el escenario más criticado por turistas y los mismos ciudadanos. Por eso en el caso de Brasil las obras públicas “casi listas” no juegan a favor de representarle a la economía un impacto importante a largo plazo sino un pendiente más del Gobierno Nacional. “Brasil no alivió su problema de infraestructura, que es muy serio; de hacerse a tiempo podría hablarse de un legado“, indicó el economista Jorge Restrepo.

Las Opiniones

Jorge Restrepo
Docente de Economía de la Universidad Javeriana

“El efecto que el Mundial tenga depende de si se logra hacer una renovación urbana cuyo mayor impacto recae sobre las regiones”.

José Manuel Restrepo
Rector del Cesa

“El efecto en la economía es casi inmediato, pero el éxito está en cómo se maneje la infraestructura, por poner un ejemplo de inversiones”.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Hacienda 10/06/2021 Pedro Castillo ya celebra la victoria en Perú y Fujimori planea una fuerte batalla legal

Con 98,4% de actas contabilizadas, el candidato le sacaba casi 70.000 votos a su opositora, que anunció ya acciones jurídicas

Brasil 08/06/2021 Tribunal Supremo de Brasil decidirá el jueves toma medidas contra la Copa América

El presidente Jair Bolsonaro, sin embargo, dio su apoyo a la competición que originalmente se iba a jugar en Colombia y Argentina

Hacienda 10/06/2021 Desechos eléctricos en el mundo se redujeron en 4,9 millones de toneladas métricas

El Sudoeste asiático, Europa y Estados Unidos son los mayores productores de desechos electrónicos seguidos de América Latina

MÁS GLOBOECONOMÍA