.
GLOBOECONOMÍA

Así ven las elecciones los bancos de inversión

sábado, 19 de diciembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Tras conocer la decisión de la Fed estadounidense de subir los tipos de interés, el próximo acontecimiento que puede "mover" el mercado es la elección del nuevo Parlamento español, el domingo 20 de diciembre. Los inversores muestran por ahora cierta calma ante estos comicios, pero analistas de varios bancos han empezado a advertir de un resultado que puede hacer difícil la formación de un nuevo Gobierno.

Estas son las dos principales cuestiones que los analistas están planteando a los inversores en sus informes sobre los comicios españoles.

1- ¿Cuál puede ser el Gobierno más probable en España tras el 20-D?

2- ¿Qué efecto pueden tener los comicios en la economía y los mercados?

Rubén Segura-Cayuela y Gilles Moec, de Bank of America Merrill Lynch
1- Las negociaciones para formar Gobierno van a ser largas y difíciles. Sin posibilidades de una mayoría absoluta según las encuestas, el número de permutaciones es casi infinito, pero hay muchas líneas rojas para cada partido y alguien tendrá que cruzarlas o tendrá que haber nuevas elecciones en marzo de 2016. La continuidad del actual Gobierno del PP, en minoría o en coalición con Ciudadanos es la opción con ventaja en los sondeos, pero la incertidumbre es alta y, al margen de un Gobierno liderado por Podemos, varias alternativas parecen posibles.

2- A corto plazo, los mercados pueden reaccionar de manera favorable a cualquier resultado que no incluya a Podemos como parte del nuevo Gobierno. Un Parlamento fragmentado no permitirá al Gobierno hacer mucho en política económica, lo que también significa que será muy difícil deshacer las reformas. La expansión cuantitativa del BCE será suficiente para compensar la preocupación de los mercados sobre la parálisis política en lo que se refiere a reformas económicas y ajuste fiscal. Pero el riesgo seguirá siendo Cataluña.

Apolline Menut y Antonio García Pascual, de Barclays:
1- Una alianza de PP y Ciudadanos parece lo más probable. Una alianza PSOE-Ciudadanos, aunque posible, podría no llegar a los 176 diputados necesarios para la mayoría absoluta. Un acuerdo PSOE-Ciudadanos-Podemos (siguiendo el ejemplo de algunos municipios) sumaría la mayoría, pero pensamos que es muy improbable"

2- No descartamos un periodo de incertidumbre política tras el 20 de diciembre antes de que se nombre un presidente por el Parlamento y haya cuerdo sobre un nuevo Gobierno. Este proceso puede llevar dos meses, y si no hay pacto se podrían convocar otras elecciones. Los riesgos para las previsiones de España en 2016 dependen de las elecciones. Si la agenda de reformas estructurales y fiscales continua, España puede ver nueva entrada de inversiones y su ratio de crecimiento puede superar al de otros países. En ese caso, la reducción de la prima de riesgo, apoyada por las políticas del BCE, puede representar un contexto atractivo para los activos españoles.

Holger Schimieding, de Berenberg Bank.
1- Una coalición de conservadores y liberales (PP-Ciudadanos) tendría exactamente 176 diputados, de acuerdo a la media de las últimas siete encuestas. Es decir, el desenlace final está dentro de los márgenes de error estadísticos. La tendencia positiva, tras haber estado con Ciudadanos, parece haber girado en cierta forma hacia Podemos. No podemos descartar un Gobierno en minoría de PSOE y Podemos con el apoyo de otros partidos de izquierda y nacionalistas, ni como último recurso, una gran coalición de PP y los socialistas.

2- Una coalición formal o informal de conservadores y liberales sería el desenlace óptimo para España. Pero formar nuevo Gobierno puede hacer ruido durante un tiempo. Aunque improbable, existe el riesgo de que Podemos se encuentre en la posición de influenciar la política española tras el 20-D. Este riesgo es mucho más pequeño que hace un año e incluso Podemos no parece ahora tan radical.

Marco Stringa, de Deutsche Bank
1- El avance de Ciudadanos ha reducido drásticamente la posibilidad de que Podemos tenga una gran influcnecia en las políticas del próximo Gobierno. Nuestro escenario central es un gobierno del PP copn apoyo externo de Ciudadanos, aunque según las últimas encuestas la suma de estos partidos ha perdido 5 escaños y si prosigue esta tendencia puede no llegar a la mayoría. La alianza PSOE-Podemos-IU no llega a la mayoría, y en teoría, un acuerdo PSOE-Ciudadanos-Podemos tendría una gran mayoría, pero esta coalición dañaría a Ciudadanos porque su electorado viene principalmente del centro-derecha. El principal riesgo es la formación de un Gobierno inestable o un impasse para alcanzar una mayoría. Un estancamiento podría llevar a una segunda elección.

2- Conforme el riesgo político ha descendido en los dos últimos meses, los bonos del Gobierno español han recuperado parte de las pérdidas sufridas frente a los de Italia desde el surgimiento de Podemos el año pasado. Pero un aumento de la incertidumbre política no será positivo. Si los bancos centrales empiezan a cerrar el grifo de liquidez, los países en la periferia del euro no pueden permitirse una elevada incertidumbre política. Además, la necesidad de reducir la deuda externa y el desempleo deja poco espacio para políticas populistas.

Fabio Balboni y Chris Attfield, de HSBC.
1- Ante las últimas encuestas, vemos una coalición entre PP y Ciudadanos como la más probable, seguida de una alianza a tres bandas entre PSOE, Podemos y Ciudadanos; un alianza de PSOE y Ciudadanos podría no llegar a la mayoría. Pero a la luz de las profundas diferencias entre los partidos, un escenario en el cual no hay acuerdo y al final hay que convocar nuevas elecciones no puede ser descartado.

2- Las negociaciones para formar Gobierno pueden llevar un largo periodo, posiblemente más allá de la fecha límite del 14 de enero. Un prolongado periodo de incertidumbre puede pesar en la confianza de inversores y consumidores, ralentizando la economía y también afectado a la capacidad de España para atraer inversión directa. Podemos podría ser necesario para un Gobierno con PSOE y Ciudadanos, algo que no está reflejado en el prima de riesgo española. La prima podría subir 20 puntos básicos si esta posibilidad se materializa. Si hay un pacto rápido entre PP y Ciudadanos, la prima podría bajar a la paridad con Italia.

Marco Protopapa y Gianluca Salford, de JPMorgan
1- Las elecciones van a suponer el final del bipartidismo de los últimos 40 años. Un nuevo sistema con cuatro partidos implicará la necesidad de exhaustivas negociaciones entre los partidos. Esto es nuevo para España y significará probablemente un largo proceso antes de que el nuevo Gobierno sea nombrado. Nuestro escenario central es una alianza de PP y Ciudadanos. Un acuerdo Ciudadanos-PSOE es menos probable y un pacto Ciudadanos-PSOE-Podemos con una duración corta (18 meses) tiene pocas opciones pero podría ser un último recurso si no se produce un bloqueo.

2- La implicación más seria a medio plazo afecta al riesgo de inestabilidad debido a la formación de coaliciones frágiles. Este es el caso especialmente de Gobiernos en minoría con apoyo parlamentario externo. Sin embargo, pensamos que las implicaciones económicas a medio plazo en los escenarios más probables son benignas. Según las encuestas, el riesgo de un gobierno con presencia de Podemos es limitado. No esperamos un impacto negativo significativo en las perspectivas macro, más allá de un efecto temporal en el primer trimestre del próximo año. El margen justo de los bonos de España a diez años sería de 5 puntos básicos por encima de los de Italia, pero está a 10 puntos, lo que refleja una pequeña prima por el riesgo político. Los inversores que quieran protegerse de un decepcionante resultado electoral podrían vender bonos españoles con amortización en 2017 y 2020.

Lefteris Farmakis, de Nomura
1- Si las encuestas son correctas, un Parlamento sin mayorías es lo más probable tras el 20-D. En este caso, se abren varias posibilidades. A) La formación de un Gobierno del PP, en minoría con la tolerancia de Ciudadanos, o con una coalición formal entre ambos partidos. B) Una coalición de PSOE y Ciudadanos, si llegan a la mayoría parlamentaria. C)Una alianza de PSOE, Podemos y Ciudadanos para dejar al PP fuera del poder. D) Un periodo de prolongada incertidumbre para formar Gobierno, en caso de que la fragmentación impida alcanzar mayorías, lo que podría llevar a otras elecciones.

2- Salvo que se produzca la sorpresa negativa de un Gobierno de PSOE y Podemos, el mercado ya incorpora al precio de la deuda española la posibilidad de un Parlamento fragmentado y unas largas negociaciones para formar Gobierno. Por tanto, si la incertidumbre política se resuelve sin dramas, la prima española puede acercarse a la italiana, por lo que recomendamos mantener posiciones en los bonos del Tesoro a 5 años.

Timo del Carpio, de Royal Bank of Canada (RBC)
1- El desenlace preciso de las elecciones sigue siendo altamente incierto. Es improbable que persista el actual estatus quo, el PP tendrá que aceptar un acuerdo de coalición, probablemente con Ciudadanos, para seguir en el poder. Pero una larga proporción de votantes indecisos puede inclinar la balanza hacia una minoría inestable, o una coalición alternativa. Por tanto, una coalición PSOE-Podemos o incluso una coalición PSOE-Ciudadanos es concebible.

2- Al margen del resultado final, las negociaciones para una coalición pueden al menos implicar como poco un largo periodo de incertidumbre política. Esto puede pesar en la inversión empresarial en particular, precisamente cuando la economía española depende cada vez más de la demanda doméstica. El ajuste fiscal y estructural sigue incompleto, y sin una clara agenda de reformas, un resultado incierto en las elecciones puede pesar en el sentimiento del mercado de aquí en adelante.

Alberto Gallo, de Royal Bank of Scotland (RBS)
1- Las elecciones españolas van a resultar probablemente en un Gobierno de coalición entre el PP y Ciudadanos, según nuestros cálculos. Existe un 72% de posibilidades de que PP y Ciudadanos alcancen la mayoría. Otro 18% para un Gobierno en minoría de PP y Ciudadanos. Las opciones de un Gobierno PSOE-Ciudadanos son un 2%, y un 8% las de un acuerdo PSOE-Podemos.

2- Los mercados han sobre reaccionado al riesgo político en España. Esperamos más claridad en la situación política y las estrategias de negociación en Cataluña tras las elecciones, por lo que recomendamos comprar bonos de emisores españoles, como CaixaBank y BBVA. Seguimos prefiriendo España a Italia por la mejora de sus fundamentos económicos y su valoración.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Argentina 22/05/2024 Milei busca vía decreto flexibilizar las condiciones de ingreso a la medican prepagada

La idea del Gobierno de Javier Milei es establecer menos requisitos y facilidades para acceder a la rama privada de la salud

EE.UU. 25/05/2024 Secretaria del Tesoro de EE.UU. dijo que plan de préstamo a Ucrania cuenta con apoyo

Janet Yellen ha dicho que un préstamo basado en los ingresos podría dar a Kiev hasta US$50.000 millones por adelantado

China 23/05/2024 Xiaomi aumenta sus metas internas y busca vender más de 120.000 carros eléctricos

Xiaomi, que obtiene más de 60% de sus ingresos de los teléfonos inteligentes, ha estado tratando de diversificar sus servicios