Entre las medidas estarían incluidas la obligación de llevar máscaras en público, el poner límites a las reuniones públicas y el rastreo rápido de las cadenas de infección

Reuters

Alemania ha elaborado una lista de medidas, incluida la obligación de llevar máscaras en público, límites a las reuniones públicas y el rastreo rápido de las cadenas de infección, que según las autoridades deberían permitir que la vida volviera a la normalidad una vez que termine el confinamiento el 19 de abril.

Las propuestas, contenidas en un borrador de plan de acción compilado por el documento del Ministerio del Interior y publicado por Reuters, dicen que las medidas deberían ser suficientes para mantener el número de personas infectadas por cada persona por debajo de 1, permitiendo que la vida pública se reanude gradualmente.

Para que esto sea posible, tendrán que existir mecanismos para rastrear a más de un 80% de las personas con las que una persona infectada tuvo contacto dentro de las 24 horas siguientes al diagnóstico.

A cambio, las escuelas podrán reabrir en función de las decisiones de cada región y se relajarán los estrictos controles fronterizos, según el documento.