viernes, 11 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rubén López - rlopez@larepublica.com.co

El próximo lunes Bancamía, el banco líder en microfinanzas en Colombia, cumple cinco años de operación. Su presidenta María Mercedes Gómez habló con LR e hizo un balance de la gestión en estos años y evaluó de manera crítica lo que considera el pecado capital de las microfinanzas: el sobreendeudamiento.

¿Cómo califica estos primeros cinco años de operación?
Hemos tenido un crecimiento positivo que nos permite estar en 29 departamentos del país, estamos atendiendo 852 municipios que representa 76% del total de Colombia y llegamos a través de 180 oficinas a miles de clientes. Esa cobertura nos ha permitido poder atender las mayores necesidades financieras de los emprendedores sobretodo en el campo donde está la mayor pobreza y la mayor desatención en los productos financieros.

¿Cuáles han sido los aspectos positivos?
La satisfacción de los clientes, la fidelidad con Bancamía, hoy 54% de los clientes son exclusivos. Cuando tú tienes 575.000 clientes, realmente ver que son exclusivos en un sector que es tan apetecido es algo satisfactorio. Esto se traduce en la proporción del mercado que tenemos dentro del sector vigilado, Bancamía tiene hoy 27,3% del total de la cartera del sector privado vigilado.

¿En colocación de cartera cuáles son las expectativas?
Queremos cerrar el año superando $1 billón en cartera hoy vamos $963.000 millones colocados y esto nos ha permitido que esos clientes hayan respondido a las expectativas en el tema del ahorro. Clientes de ahorro son 558.000 que no tienen crédito sino cuentas donde guardan su dinero. Nosotros no le prestamos para que vaya a Melgar sino que su negocio le permita ahorrar para poder ir a Melgar.

Uno de los problemas de las microfinanzas es el sobreendeudamiento, ¿cómo lo ven ustedes?
El pecado capital de las microfinanzas es el sobreendeudamiento porque le causa una lesión directa a la demanda. Cuando se dice que se aumentó la bancarización es que tienen un nuevo producto financiero y ese puede ser cuenta de ahorro, corriente, crédito o tarjeta de crédito y son las tarjetas de crédito las del problema. Un tarjeta se le da a la gente sin conocerla, no se sabe como es el cliente en su trabajo no se saber la realidad de su negocio. Es sorprendente que una clienta que tiene un crédito por $600.000 le dan una tarjeta con un cupo de $2.000.000 y a los dos meses ni le paga a la otra entidad ni nos paga a nosotros.

¿Qué tanto les preocupa este tema en la actualidad?
Mucho. Nosotros que tenemos la mejor cartera de microcrédito que está en 5,2% podemos ver cómo ha venido creciendo hasta 11,6% de uno de los operadores del mercado y eso que todos estamos castigando mensualmente. Se ha subido por el espejismo como el caso de las tarjetas y porque los que reportan a las centrales de riesgo son las entidades vigiladas.

¿Qué viene para Bancamía el próximo año?
A nivel de oficinas ya tenemos más o menos cubierto el territorio nacional, pensamos en tener unas oficinas más pequeñas llamadas Opis, que con los corresponsales bancarios será la nueva forma de operar de Bancamía. La mezcla de la oficina con el corresponsal bancario creemos que será la figura de trabajo. Además, vamos a sacar a banca móvil a través del celular, pero queremos ser ambiciosos porque si bien ya hay bancos con este servicio queremos que se hagan transacciones tanto de activos como de pasivos con varias entidades.

Cartera riesgosa sigue creciendo
Según la encuesta del reporte del microcrédito realizada por el Banco de la República durante el último año, la cartera riesgosa ha registrado un crecimiento importante en términos reales, alcanzando un nivel de 55,8% esto se ha dado gracias al sobreendeudamiento además del desempeño de la actividad económica y los bajos requisitos.