La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Santander, BBVA, Bankinter y CaixaBank han retribuido a sus accionistas con cargo, los resultados de 2012. Los pagos en efectivo apenas sumaron €$1.504 millones, un tercio del total y el mercado no prevé mejoras en el corto y medio plazo.

Los tiempos difíciles que vive la banca se reflejan en la situación de los dividendos que las entidades pagan a sus accionistas. En el último mes del año, los bancos apenas han pagado a sus accionistas un total de €$4.517 millones de dividendos con cargo a los resultados de 2012.

Y, de estos, apenas el 33,3% se pagó en efectivo, es decir, €$1.504 millones. El resto de la retribución ha llegado en acciones, mediante el mecanismo del script dividend, la fórmula de pago mediante títulos procedentes de una ampliación de capital. Santander fue el primer banco que introdujo en España este mecanismo, difundido entre la gran banca internacional.

El mayor banco español es el que más utiliza esta fórmula. Ha extendido la opción de cobrar el dividendo en acciones a todos los pagos que realizará este año. Con cargo a 2012 ya ha pagado dos, por un total de €$2.978 millones, de los que €$2.328 millones han sido en acciones y apenas €$650 millones en efectivo. Cabe recordar que el banco que preside Emilio Botín deja a sus accionistas la libertad de elegir cómo quieren cobrar la retribución, aunque, si la entidad no recibe indicaciones, automáticamente se aplica el pago en especias.

BBVA, a su vez, ha pagado el primer dividendo con cargo a 2012 en efectivo, reservando el script dividend para el pago de octubre, en línea con su práctica habitual. En total, la entidad que preside Francisco González ha desembolsado €$1.071 millones, de los cuales €$648 en efectivo.

En el caso de CaixaBank, tanto la retribución de julio como la de octubre preveía la posibilidad de cobrar en acciones. En el primer pago, sin embargo, menos del 17% del capital quiso recibir títulos, frente a casi el 94% de octubre. Cabe recordar que el principal accionista de la entidad catalana es su matriz La Caixa, que controla el 76% del capital. En total, el banco ha pagado €$437 millones a sus accionistas, €$175 de ellos en efectivo.

El único otro banco que a fecha de hoy ha pagado dividendo del corriente ejercicio es Bankinter. Ha realizado dos pagos, ambos en efectivo, por un total de cerca de €$30 millones. La entidad que preside Pedro Guerrero, solo utilizó una vez el script dividend el año pasado y ofrece un pay out (porcentaje de los beneficios que se destina a retribuir al accionista) cercano al 50%.

Antes de finales de año, y siempre y cuando no haya anuncios contrarios, se espera que también paguen dividendo Sabadell y Banesto. El banco catalán pagó su último dividendo en junio, con cargo a los resultados de 2011. Fue un pago en acciones, aunque no un script dividend, en el sentido de que el banco distribuyó títulos que tenía en autocartera y no realizó ampliación de capital. Los accionistas, por lo tanto, no pudieron elegir entre recibir títulos o efectivo. Banesto, que habitualmente paga en el mes de octubre, aún no ha anunciado nada. La filial de Santander, que controla casi el 90% del capital, suspendió este año el pago de la tradicional retribución de mayo.

En cambio, Popular no pagará ahora dividendo, donde anunció la suspensión del pago como parte del nuevo plan de restructuración que la entidad ha preparado tras suspender los test de estrés de Oliver Wyman. El banco que preside Ángel Ron, ha optado por rechazar las ayudas públicas realizando una ampliación de capital de €$2.500 millones que cerró con éxito la pasada semana. 

Finalmente, el otro gran banco cotizado español, Bankia, no podrá pagar dividendo hasta 2014. Esta limitación es parte de las condiciones que le ha impuesto Bruselas a cambio de recibir ayudas públicas por €$22.424 millones.