La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lina María Ruiz J. - lruiz@larepublica.com.co

A pesar de que el pasado mes de abril, el país recibió de Fitch Ratings, una mejora en la perspectiva de riesgo soberano, pasando de estable a positiva, esta no ha registrado mayores resultados para el Indicador de Bonos de Mercados Emergentes, el Embi Global, elaborado por el banco estadounidense JP Morgan.

Este indicador determina la rentabilidad mínima que los inversionistas deben buscar, al comparar lo que obtendrían si dejan su dinero en bonos del mercado estadounidense o en uno de países como Colombia.

Aunque para la compañía calificadora, el aumento proyectado en la producción de petróleo, los ingresos que llegan al país por exportaciones, así como la estabilidad macroeconómica mejora los indicadores de solvencia externa y de liquidez del país, desde comienzos de enero hasta el día de hoy el Embi ha aumentado 71 puntos, ubicándose en 178, esto sumado a que la Inversión Extranjera Directa (IED) a julio cayó 1,9%, son muestras de que los inversionistas no tienen suficiente confianza en el mercado local.

Al mirar las cifras, en los primeros siete meses de este año, los flujos de inversión acumularon US$10.305 millones, mientras que en el mismo periodo de 2012, estos sumaron US$10.511 millones.

Pero el panorama no es del todo negativo, Colombia sigue estando dentro de los países mejor calificados de la región por debajo de México con 177 puntos, mientras que Perú que hasta hace unos meses lideraba la lista con una calificación de 106 puntos, subió a 184. Para los analistas, esta alza no es buena para las economías subdesarrolladas, pues encarece el endeudamiento externo.

De acuerdo con Alfredo Barragan, especialista en banca de la Universidad de los Andes, “puede interpretarse como un menor crecimiento de estas economías o que no creen en las políticas monetarias o fiscales y más bien ven cierto deterioro”. Cabe recordar que entre enero de 2012 y enero de este año, el Embi de Colombia bajó 103 puntos básicos (p.b.) y pasó de los 210 a 107. Aunque entre mayo y junio del año pasado el indicador volvió a estar por encima de los 200 puntos, la tendencia durante toda la segunda mitad del año fue a la baja, llegando a 96 puntos básicos lo que sería una de las mejores mediciones de la región.

A pesar de esto, los analistas coinciden que esos bajos niveles no eran sostenibles y no eran consistentes con una calificación BBB, por lo que el índice que tiene ahora es mucho más acorde con lo que se está viviendo.

Según Daniel Velandia, Director de investigaciones económicas de Correval, “el comportamiento del índice ha sido muy similar en toda la región para los países emergentes. Esos niveles mínimos corresponden a los excesos de liquidez generados por la Reserva Federal. Cuando suben estos puntos significa que los mercados internacionales empiezan a ver un mayor riesgo que hace un tiempo. Igualmente, se ha empezado a ver una mayor fuerza en países desarrollados como en EE.UU., por lo que muchos prefieren empezar a invertir un poco más allá y no arriesgar tanto en países emergentes”.

Para los expertos, lo que se verá por estos días en el comportamiento del Embi, es una volatilidad normal de acuerdo con el comportamiento de los bonos que se generan en los mercados financieros. El nivel que actualmente tiene Colombia es relativamente estable y se espera que varíe durante estos meses entre 150 y 200 puntos.

“Los promedios bajo de los últimos años se deben principalmente a la difícil situación por la que pasaba Estados Unidos, por lo cual los inversionistas buscaban invertir en mercados emergentes, pero pese al incremento, si miramos 15 años atrás, se observa que el puntaje actual es bajo”, afirma Andrés Pardo Amézquita, gerente de investigaciones económicas de Corficolombiana, y agrega que “el índice de riesgo estaba bajando porque con la medida que había adoptado la FED de aumentar su programa de estímulo, se generaron bajas en las primas de riesgo a través del Embi”.

Así las cosas, todo vuelve a estar enfocado en las decisiones que tome la FED. Por ahora, se espera que la confianza inversionistas vuelva y que el capital extranjero aumente.

Momento en el que se empiezan a ajustar las tasas
De acuerdo con los analistas, en la actualidad se está dando un ajuste de las tasas de interés, después que se llevara más de cuatro años con unas tasas históricamente bajas. Así mismo, recalcan que los recientes anuncios de la FED, presionaron al alza de los mismos, y por ende a las primas de riesgo desde finales de mayo. Además, aseguran que tener bajo este indicador “termina siendo un piso para los intereses que deben pagar las compañías que están en una nación”, afirmó Andrés Pardo Amézquita.

Las opiniones

Henry Bradford
Vicerector del Cesa

“Se está empezando a ver una mayor fuerza en países desarrollados como EE.UU., por lo que se empieza a invertir un poco más en este país”.

Andrés Pardo Amézquita
Gerente Inv. económicas Corficolombiana

“Seguramente de aquí en adelante el Embi estará volátil, puede bajar un poco más, pero no creo que llegue a los mismos niveles de enero”.