.
FINANZAS Educación financiera, clave para entender el nuevo valor del dinero
martes, 21 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lina María Ruiz J. - lruiz@larepublica.com.co

Qué reacción podría tomar un ciudadano común, si un día al salir de compras le dicen que unos zapatos de $200.000, le costarán $200, o el taxista no le cobra $8.000, sino $8 por la carrera. Seguramente se sentiría confundido y sorprendido, pero esa es una realidad a la cual se tendrían que acostumbrar los colombianos al pagar con billetes y monedas de menores denominaciones, si el Congreso de la República aprueba proyecto de ley que elimina tres ceros de la moneda, con el fin de facilitar las operaciones de los colombianos.

LR consultó la opinión de varios ciudadanos sobre este proyecto que podría ser aprobado antes de concluir el periodo legislativo de junio, y las opiniones fueron divididas, pues se cree que aún no se le ha explicado al ciudadano en qué consiste claramente este cambio, otros opinan que no entienden la necesidad de realizarlo, mientras los demás comparten que puede ser una buena manera de tener más facilidad a la hora de realizar cuentas, cerrar negocios, etc.

Entre tanto, los expertos aseguran que más allá de simplificar las cuentas para el Estado y hacer más fáciles las transacciones comerciales, el proyecto para una nueva denominación del peso, no tendrá los mismos efectos en los ciudadanos de a pie.

Según Alfredo Barragán, experto en banca de la Universidad de los Andes, “es necesario tener una apuesta educativa porque sicológicamente las personas no están preparadas para este cambio y podría haber variaciones importantes en el corto plazo para los precios de los productos que se venden al menudeo, aunque técnicamente esto no debería suceder”.

Por otro lado, Laura Angélica Fuerte, analista de Ultrabursátiles, señala que es una buena medida ya que busca facilitar transacciones en el mercado, reducir el calculo y hacer mas rápida las operaciones. “En términos internacionales de cotizaciones cortas nos quedamos rezagados porque la mayoría lo maneja en términos cortos. Estudios sobre este tema dicen que el valor de algún producto se tiende a redondear al número más cercano, y la inflación puede subir”.

Países como Brasil y México ya han pasado por estos cambios en su moneda. Según los analistas fueron transitorios y no traumáticos. “Cada país en su momento lo hizo por una razón en especial para hacerlo en un momento de bajas inflaciones y presión sobre los precios, tenemos indicadores sólidos para hacerlo, estamos en un buen momento y se ha introducido nuevas monedas, se debe aprovechar coyunturas. No veo que vayan a suceder traumatismos”, agrega Fuerte.

Ante este tema Barragán asegura que “monedas como la de Brasil y Argentina, que han tenido modificaciones, lo hicieron en momentos de crisis con hiperinflación”.

Para Juan Enrique Barco, analista de Helm, “la gente empezará a sentir que las cosas valen menos. Comparado con Brasil y México, el efecto inflacionario es bajo, la economía está muy bien y tiene gran visibilidad en términos internacionales, estamos dando pasos necesarios para seguir creciendo”.

Por su parte, Santiago Alvarez, analista de Profesionales de Bolsa, asegura que, “no hay implicaciones económicas ni de inflación, pero generaría costos para el Banco de la República como el cambio de todos los billetes y cambio en el paradigma de las personas en cuanto a educación. También se verán beneficios de efecto sicológico y que ya no todo es tan caro, aún cuando sigan costando lo mismo. Internacionalmente se pareciera más el peso por dólar”.

Para los expertos, el reto más grande es el de educar a las personas, pues el cambio en la moneda tendría además de un efecto contable uno cultural en el ciudadano. Un efecto que se daría sobre todo en los trabajadores informales por causa de la nueva nominación.

Adaptarse a los cambios tecnológicos
Para muchos de los ciudadanos y analistas consultados por LR, hay varios interrogantes que quedan sueltos y que generarían muchas dudas. Principalmente se hace la pregunta sobre el sobrecosto que deberán asumir el Gobierno y el Emisor para imprimir nuevos billetes y poner en circulación nuevas monedas. Y segundo, tendrían que realizarse distintos cambios tecnológicos, entre los que están adaptar los sistemas de pagos en las cajas registradoras de millones de almacenes para incluir la nueva unidad monetaria, así como la liquidación de los créditos comerciales e hipotecarios en los bancos, así mismo, en los medidores de las estaciones de servicio, y hasta modificación del software de los cajeros electrónicos de todas las entidades financieras.

Las opiniones

Ernesto Yepes
Vendedor de alimentos

“Esta medida no es positiva ni negativa, siempre y cuando nos enseñen a hablar la nueva terminología del dinero. Si no, habrá más de uno robado”.

Patricia Milán
Odontóloga

“Nunca he escuchado una campaña por parte del Banco de la República para enseñarnos los nuevos cambios sobre la moneda del país”.

Katherine Arciniegas
Empleada de oficios domésticos

“No estoy muy segura de poder cambiar la forma de decir los nombres de los billetes, tampoco de decir $1.000 o $1. Me acostumbraré”.

MÁS DE FINANZAS

Seguros 27/07/2021 En agosto se llevará a cabo Insurtech Colombia, evento de innovación en aseguradoras

El seminario se desarrollará de manera virtual y busca propiciar el diálogo académico sobre el futuro de los seguros y app tecnológicas

Bancos 27/07/2021 RappiBank es el quinto y último proyecto financiero de la nacional Rappi en la región

Se espera que el nuevo establecimiento de crédito, creado de la mano del banco Itaú en Chile, otorgue 100.000 tarjetas durante su primer año de operación

Bancos 24/07/2021 Corporación Microcrédito Aval desembolsará créditos a 4.000 emprendedores por dale!

Para acceder a estos préstamos, basta con tener un emprendimiento con una actividad de seis meses y presentar facturas del negocio.

MÁS FINANZAS