Con esta alianza se amplía el volumen del Programa de Financiamiento para el Comercio Global del IFC a US$2.000 millones

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

La Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) y Citi crearon una línea crediticia de US$800 millones para facilitar el financiamiento al comercio en mercados emergentes, apoyar los flujos comerciales en países en desarrollo y ayudar a las empresas a enfrentar la pandemia.

Con estos recursos se apoyará el flujo de commodities críticos en países en donde las empresas afrontan retos financieros y la disrupción de los flujos de fondos a causa del covid-19.

“En el mundo, la pandemia COVID-19 está alterando las cadenas de suministro, disminuyendo la demanda y causando ansiedad generalizada en los mercados. Muchas empresas, especialmente Pyme, se ven forzadas a cerrar sus puertas,” comentó Paulo de Bolle, director global del Grupo de Instituciones Financieras de IFC.

Con la firma de esta operación, se amplía la línea crediticia del Programa de Financiamiento para el Comercio Global del IFC, ampliando el volumen de la línea a US$2.000 millones.

Dado que la línea crediticia se creó en 2009, ya ha financiado un volumen comercial total de US$35.000 millones, con cerca de US$ 3.500 millones en países de la Asociación Internacional de Fomento y US$13.000 millones en países de ingresos bajos e ingresos bajos a moderados. Además, se ha facilitado financiamiento para 4.600 transacciones comerciales a través de 185 bancos en 48 países emergentes.