martes, 11 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Esto hace que los inversores en oro hayan ganado más de un 20% hasta ahora este año, planteándose así un dilema: ¿Deberían vender o doblar la apuesta?

Analistas como Goldman Sachs consideran este retroceso del oro como una oportunidad de compra. La continua incertidumbre económica, desde las señales de una inflación latente hasta una posible presidencia de Donald Trump, hace que algunos inversores estén dispuestos a comprar.

Pero otros son más cautos. ¿Puede brillar el oro ante un nuevo endurecimiento de la política de tipos de interés en Estados Unidos?

Estos son cinco factores a tener en cuenta en relación al metal precioso para lo que queda de 2016.

La Fed

El hecho de que no se haya materializado la subida de tipos durante 2016 ha contribuido al buen momento del oro. Sin embargo, el mercado está en alerta ante un posible giro en diciembre del banco central estadounidense, y si esto podría presagiar nuevos incrementos. Esto aumentaría el atractivo de otros activos en detrimento del oro. Sin embargo, hay quien no cree que la Fed suba los tipos de interés de forma agresiva en 2017, dada el incierto futuro económico de China y Europa, y la nueva presidencia de Estados Unidos.

Otros factores macro son también importantes para el mercado del oro. Si la inflación aumenta más deprisa que la velocidad de las medidas del banco central, el oro podría coger impulso, según James Luke, gestor de fondos en Schroders.

ETFs

Unos US$27.000 millones han entrado en los fondos que cotizan en bolsa (ETFs) y se respaldan con el metal, según BlackRock. Esto ha ayudado debidamente al precio del oro.

Un hecho notable de la venta del pasado martes es que no fue por la liquidación de ETFs, que permanecieron estables e incluso subieron ligeramente la semana pasada.

"Los motores de unos ETF físicamente fuertes y la demanda de oro durante 2016 permanecerán intactos, incluyendo la fuerte demanda física de oro como una ventaja estratégica, limitando cualquier aspecto negativo," según Goldman Sachs.

Chindia

China e India son dos grandes consumidores de oro, en joyas y lingotes. China también está creciendo en cotización del metal, influyendo en los precios a través de la Bolsa de Shanghai y el Mercado de Futuros. Tiene cuatro ETFs respaldados con oro que están creciendo mucho en popularidad.

Sin embargo, la demanda por parte de ambos países ha sido escasa este año. Los analistas intentan ver si la reciente debilidad del precio puede estimular la compra en Asia, sobre todo en India donde se acerca la temporada de bodas.

En cuanto a China, la burbuja inmobiliaria y el debilitamiento del renminbi podrían provocar más compras de oro. Los inversores en el país han inyectado dinero en el sector inmobiliario este año, aumentando los precios y llevando a algunas ciudades a introducir restricciones en las compras.

Elecciones en Estados Unidos

El oro cayó después de que Hillary Clinton ganara el primer debate presidencial a Trump el mes pasado. Esa fue una señal de que el mercado del oro vigila muy de cerca las probabilidades de una victoria de Trump, que se espera dispare el precio del oro debido a la inquietud que muchos sienten ante la posibilidad de que el empresario dirija la mayor economía del mundo.

Brexit

¿Podrían los temores al Brexit impulsar el oro? El oro alcanzó su nivel más alto desde marzo de 2014 cuando Reino Unido votó a favor de la salida de la UE, pero desde entonces ha ido erosionando todas esas ganancias.

La venta de oro de la semana pasada sugiere que la política monetaria está eclipsando los temores al Brexit. La caída del 6% de la libra esterlina el viernes solo consiguió que el oro repuntara de forma marginal, al menos en términos del dólar.